Inicio > Secciones > Tu rincón con Jen > Una caminata por los gordos.

Una caminata por los gordos.

Una caminata por los gordos.

Un proyecto que tenía en papeles y que gracias a una de los usuarios de los foros de nuestro portal, pensé en desempolvar, no solo para hablar de ello en este el espacio de todos ustedes, sino para que la voz se vaya corriendo y cada uno de ustedes me acompañe en esta aventura que espero pronto sea posible.

Hace un año por primera vez me atreví a ir a una caminata, la razón era poderosa y en mi caso sensiblemente importante, realmente me convenció el asunto de asistir. Era una caminata para recaudar fondos en ayuda a pacientes con cáncer y para contribuir a los estudios de esta terrible enfermedad, el conocido "Terry Fox Marathon" a nivel mundial . Los motivos: dolorosos. En mi familia hay antecedentes de tumores y mi abuelo materno murió de cáncer en el sistema digestivo. Estas caminatas en específico las inició el canadiense Terry Fox quien siendo un brillante deportista se le detectó a los 22 años de edad cáncer en una de sus piernas la cual tuvo que ser amputada, y en lugar de “tirar la toalla” con la vida, propuso tal y como lo hago yo ahora, hacer caminatas para recaudar fondos en pro a erradicar e investigar el cáncer. Terry Fox nunca pudo ganarle la batalla al cáncer, puesto que murió años después…él hizo una obra de amor que en la vida podría comprarse con la más exorbitante cantidad de dinero.

En esta caminata había varias rutas, dependiendo de las capacidades físicas de los participantes. Mi mamá y yo escogimos la intermedia puesto que no somos deportistas y posiblemente por primera vez íbamos de la mano sin pelear, ni discutir debido a la tirante relación que tenemos. Por primera vez luchábamos juntas ante un enemigo en común: el cáncer.

A ratos, cuando mamá y yo nos separábamos por coincidir con amistades, me gustaba imaginar que yo encabezaba una caminata por mi gente: gordos y obesos. Todos de las manos, con nuestros familiares, parejas, hijos o amigos…como dije en una oportunidad, todo aquel que apoye nuestra causa en razón a que saben lo que padecemos y lo que injustamente somos tratados, tiene cabida y es uno más de nosotros en nuestra carrera por la dignidad.

Les propongo a cada uno de ustedes pensar el como podríamos organizar y hacer realidad esta idea en sus países. Nada me honraría y me haría más feliz que acompañarlos a todos e ir de la mano con ustedes, dándonos mutuamente apoyo moral y solidarizándonos con el orgullo de haber logrado tan importante meta. No tienen idea del maravilloso efecto social y de imagen que esto nos daría.

La tarea no será nada fácil…desde ya lo advierto. Habrá detractores e ignorantes que criticaran duramente el objetivo, se burlarán e impedirán en el peor de los casos que esto no cuaje. En nosotros está sacar toda esa fuerza interna y darlo todo por imprimirle seriedad, respeto, profesionalismo y constancia.

Pudieran recavarse fondos para costear tratamientos con endocrinos, psiquiatras o psicólogos a personas con sobrepeso y de bajos recursos, así como también cirugías bariátricas a obesos mórbidos que no tengan la posibilidad de operarse y cuyo caso sea particularmente alarmante. Pudiera hacerse simplemente para infundir respeto y enviar un mensaje de ¡Basta ya a tanta discriminación y abuso!

Mis queridos amigos, todo está en discutirlo, encontrar las herramientas y trabajar duro para que esta proyecto se nos haga realidad. No podemos dejarnos vencer por los obstáculos. Si así hubieran hecho judíos, negros y homosexuales…entonces hoy sencillamente no existirían porque ya hubieran acabado y arrasado con ellos.

Por último y no menos importante, compartiré con ustedes un pensamiento de Walt Disney que es verdaderamente inspirador para todos aquellos que creemos en una sociedad tolerante, respetuosa y equilibrada con sus ciudadanos y sus derechos…todos aquellos que soñamos y trabajamos por un mundo y gente de primera.

... Y así después de esperar tanto un día como cualquier otro decidí triunfar...

decidí no esperar a las oportunidades sino yo mismo buscarlas,

decidí ver cada problema como la oportunidad de encontrar una solución,

decidí ver cada desierto como la oportunidad de encontrar un oasis,

decidí ver cada noche como un misterio a resolver,

decidí ver cada día como una nueva oportunidad de ser feliz.

Aquel día descubrí que mi único rival no eran más que mis propias debilidades

y que en éstas, está la única y mejor forma de superarnos.

Aquel día dejé de temer a perder y empecé a temer a no ganar,

descubrí que no era yo el mejor y que quizás nunca lo fui.

Me dejó de importar quién ganara o perdiera;

ahora me importa simplemente saberme mejor que ayer.

Aprendí que lo difícil no es llegar a la cima, sino jamás dejar de subir.

Aprendí que el mejor triunfo que puedo tener, es tener derecho de llamar a alguien "amigo".

Descubrí que el amor es más que un simple estado de enamoramiento:

"el amor es una filosofía de vida".

Aquel día dejé de ser reflejo de mis escasos triunfos pasados

y empecé a ser mi propia tenue luz de este presente;

aprendí que de nada sirve ser luz si no vas a iluminar el camino de los demás.

Aquel día decidí cambiar tantas cosas...

Aquel día aprendí que los sueños son solamente para hacerse realidad.

Desde aquel día ya no duermo para descansar...

Ahora simplemente duermo para soñar.

Mi gran sueño es ver ese día a mi familia, amigos y aliados de la causa conmigo…en especial volver a caminar de la mano con mamá…y luchar juntas contra el “enemigo”.

Reciban un cálido abrazo y sepan siempre que este espacio es suyo.

RECUERDA: Si no denuncias, si no hablas eres cómplice de quien te veja y con tu silencio aplaudes, concientes, y aceptas su abuso.

Escríbeme a: [email protected]
("Promuevo el Derecho a la Propiedad intelectual.  Copyright. Prohibido expresamente cualquier reproducción total o parcial de las fotos, videos y textos sin autorización expresa y escrita del autor")

Un proyecto que tenía en papeles y que gracias a una de los usuarios de los foros de nuestro portal, pensé en desempolvar, no solo para hablar de ello en este el espacio de todos ustedes, sino para que la voz se vaya corriendo y cada uno de ustedes me acompañe en esta aventura que espero pronto sea posible.

Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 5006 veces