Inicio > Secciones > Tu rincón con Jen > Tanto pesas, tanto vales

Tanto pesas, tanto vales

Tanto pesas, tanto vales

En nuestras sociedades donde lo que se predica es la gordofobia en sus más bajas expresiones, una de las cosas que nos repiten mil veces al día de distintas maneras es lo poco que supuestamente valemos quienes tenemos sobrepeso y como es que los delgados sí están en lo correcto, son personas que sí merecen respeto, oportunidades e inclusión en la Sociedad y mil cosas más.

Este mensaje llega a calar en mucho de nosotros, entonces cuando nos viene un episodio de maltrato o discriminación pensamos que lo merecemos, porque valemos poco y nuestros kilos de más son un castigo que debemos pagar caro, y no es así…

Es difícil enfrentar este constante abuso y maltrato al que estamos expuestos, porque pareciera que el sobrepeso es un cheque en blanco para infinitas acciones nefastas, pero cambiar esto no es imposible. Una buena manera de empezar a detener esto es a querernos a nosotros mismos con sinceridad y comprender que como cualquier otro ser humano tenemos el derecho a ser tratados con respeto y que si no hemos pedido un consejo o sugerencia estamos en nuestro a derecho a decir “Gracias, pero no te lo pedí”, aprender a decir NO, a exigir lo que queremos y a rechazar lo que no queremos, sin temor, el respeto que merecemos no es negociable. Tener sobrepeso no nos hace tener menos derechos, discapacitados mentales ni personas con menos voluntad o capacidad de decisión, es simplemente una condición física que cambia el día que nosotros lo decidamos y que si decidimos vivir con ella es perfectamente válido y respetable.

La felicidad plena, independiendo de circunstancias económicas y emocionales la encontraremos el día que sepamos amarnos tal y como somos sin pretender ser como alguien más, hacernos ciegos y sordos a comentarios malintencionados muchas veces disfrazados de supuestas buenas intenciones y comprender que la famosa perfección NO EXISTE y que muchos de esos que se dicen felices porque son delgados no lo son tanto en verdad. Verdades ocultas en estos temas hay miles, todas detrás del corazón de cada persona.

El tema está en el valor que nos demos, en como sepamos respetarnos y comprender que estas sociedades nuestras manejan parámetros, conceptos y reglas muy equivocadas en algunas nociones de lo que debe ser y como debe ser.

No vales lo que pesas, sino lo que TÚ decides.

 

Escríbeme a: [email protected]

("Promuevo el Derecho a la Propiedad intelectual. Copyright. Prohibido expresamente cualquier reproducción total o parcial de las fotos, videos y textos sin autorización expresa y escrita del autor")

Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 3280 veces