Inicio > Secciones > Tu rincón con Jen > Raqui, la reina de lo grande (Parte I)

Raqui, la reina de lo grande (Parte I)

Raqui, la reina de lo grande (Parte I)

Raqui, una mujer cinco veces más humana

Su nombre es Raqui Hernández, unos le dicen Raqui, otros la llaman Reina Raqui, entre unos y otros es increíblemente admirada y respetada en la comunidad norteamericana de personas de talla grande.
Es una mujer con unas medidas sin duda alguna fuera de serie (6´4 Ft y 600 libras // 1.95 Mt. y 273 Kg.) que la hacen cinco veces más grande que una mujer promedio que hacen se destaque de entre las masas.
De ella se aprenden lecciones por segundo, se desprende una calidez humana tan amplia como sus números, una ternura escondida detrás de su fuerza al hacer activismo a favor a la comunidad de personas de talla grande, y la sensación de respeto quizá antes de conocerla.
Ha sido invitada a programas como el de Tyra Banks o la misma Cristina Saralegui quien se ve mínima a su lado.
Su cara se ha dejado ver en los cinco continentes de diversas maneras, ha sido la inspiración de artistas plásticos, ha participado en películas, ha sido modelo de tallas grandes, fotógrafa y es hasta luchadora.
Raqui sin duda alguna es una mujer polifacética que quien por cosas del destino se vio obligada a cambiar su vida en 180º y ese cambio fue lo que la llevo a estar sin querer queriendo en el ojo público hasta la fecha.
Cada una de sus respuestas son imperdibles, llenas de sentimiento y de aprendizaje, de respeto y de calidad humana…así como es ella.

Esta es la entrevista a una mujer excepcional, mi amiga Raqui, Raqui Hernández…la Reina Raqui.

¿Siempre fuiste grande?
Sí, siempre fui una niña grande. Fui una bebita normal de 6 libras con 11 onzas, normal pero grande. Nunca he sido pequeña o promedio, siempre fui una niña gruesa, de hecho mi familia me llamaba “La gordita

¿Cómo lidiaste con el hecho de haber sido siempre la niña más grande de entre todas? ¿Te llegó a causar algún trauma el no haber recibido el mismo tratamiento que otras niñas debido a tu peso y talla?
Con respecto a lo que a mí concierne, siempre fui una chica rebelde. A pesar de que era la más alta y ancha me veía a mi misma como normal. Siempre me pregunto por qué la gente me decía que no era lo suficientemente buena, siempre me decían “eres hermosa, pudieras ser modelo solo si perdiera peso” y dentro de mí yo decía “Y ¿por qué no pueden aceptarme por como soy? No hay nada de malo conmigo, soy una niña linda. Soy inteligente, respetuosa, y una buena niña ¿que tienen de malo mi peso y mi persona?
No tuve muchos amigos, nadie quería jugar conmigo en la escuela y de alguna manera me auto alejé de todos, porque siempre he pensado que si no me aceptas como soy, entonces tu y yo nada tenemos que hablar.
Es difícil Jen ¿Para qué nos vamos a engañar? Para algunas personas es duro, porque se deprimen debido a las dificultades que nos hacen pasar. Pienso que definitivamente siempre traje esa actitud de rebelde conmigo y estará conmigo, debido a lo mal que me trataron de niña.
Fui golpeada muchas veces, de hecho había ocasiones cuando iba a la escuela que les gritaba a los otros niños “Lárgate de aquí, déjame en paz” y enseguida era golpeada.
Siempre tuve mucha envidia a mí alrededor, en particular de la comunidad Afro americana que habita la ciudad donde vivo. Había un grupo de niñas afro americanas importante que no hizo más que darme dolores de cabeza, mucho más que chicos de otras comunidades, de mi salón de clases o de vecinos. Siempre me dejaron en el patio de juegos y solo era buena cuando había que darle movimiento a la cuerda de saltar, nunca me dejaban saltarla. Llegué al punto de entender lo que hacían y no permití que me volvieran a usar. No quise saber nada de ellos.

¿No es un poco difícil no convertirse en una persona dura y hostil luego de haber vivido estas experiencias?
Pienso que definitivamente es difícil. Pienso que mantuve una suerte de coraza por un largo tiempo. Cuando fui creciendo y madurando y me convertí en una adolescente tuve muchos amigos y me di cuenta que la única razón por la que eran mis amigos era porque yo medía 6´2 y pesaba 400 libras para el momento, levantaba pesas e iba al gimnasio, y ellos decían “Si estamos con ella y somos sus amigos y algo llegara a pasar ella nos defenderá” pero soy una persona muy amigable, no me gusta herir a nadie ni que nadie me hiera. La gente me usó como si yo fuera una especie de monstruo que iba a moler a palos a quien se metiera con ellos.

¿Cómo lidiaron tus padres con esta situación?
Estoy agradecida a Dios y a la vida de que ellos siempre me defendieron. Mi mamá era bien conocida como una mujer de carácter, de la que nadie podía hablarle nada malo de mí, fuera un maestro u otro niño. Mientras todo esto ocurría ella solo quiso lo mejor para mí. He pasado casi toda mi vida con gente ignorante, metiche e intolerante diciéndome que debía hacer dieta, sin embargo mi madre me alimentó sin importarle nada de eso. Si estaba hambrienta ella me alimentaba y hasta me daba un poco más si así yo lo quería, ella era mi defensora número uno, me cuidó con el más inmenso amor, me amo incondicionalmente y alguna vez se le escapó un “Hija debes perder peso por tu salud” Pienso que tenía un temor inmenso a que yo fuera rechazada, a que no consiguiera esposo, a que tuviera una vida difícil y que mi salud se viera en peligro.
Papa fue bueno conmigo. Él nunca tuvo problemas con mi peso. Jamás recuerdo que me presionara con el tema o algo parecido. El básicamente decía “Nena necesitas salir” ahora me dice que considere hacerme una cirugía bariátrica y siempre le digo “Papi no voy a someterme a eso, nada en el Mundo va a hacerme cambiar de parecer, si soy feliz así tu debes serlo también”.
Mis padres aprendieron con el tiempo que he vivido y vivo una buena vida. Vivo una vida bonita y feliz con todas las cosas que soy y que hago. Tengo mi propia revista para promover la aceptación y respeto de las personas de todas las tallas, hago mis apariciones en la TV, mi programa de radio por Internet. Hago dinero, vivo de ello y se han dado cuenta de que he tomado mi lucha e ideales y lo he convertido en una carrera. Pienso que han comenzado a aceptar la idea de que no voy a perder peso.

Raqui en su visita al "Show de Cristina"
  
(Foto cortesía de www.raqui.com)

No te pierdas las próximas entregas de esta entrevista, donde nos habla una activista y mujer multifacética fuera de serie.

Escríbeme a: [email protected]
("Promuevo el Derecho a la Propiedad intelectual.  Copyright. Prohibido expresamente cualquier reproducción total o parcial de las fotos, videos y textos sin autorización expresa y escrita del autor")
Raqui, una mujer cinco veces más humana
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 5794 veces