Inicio > Secciones > Tu rincón con Jen > Obesidad y humanidad

Obesidad y humanidad

Reflexiones que hace Graciela Rapan acerca del caso de Carina Bertolio

Queridos lectores: ¿recuerdan el caso de CARINA BERTOLIO y su desagradable episodio con las Aereolíneas Argentinas?  GRACIELA RAPÁN tiempo atrás quiso compartir con ustedes sus reflexiones  del caso:

"Leí atentamente la situación por la que pasó Carina, la "Chica del avión".
 
También leí algunas respuestas que recibió a su pedido de apoyo y comprensión.
 
Algunos le respondieron con sugerencias sobre acciones legales, o con mensajes de apoyo... y otros le sugirieron dedicar esas energías a adelgazar.

Quisiera dar mi punto de vista al respecto. 
Hacer una dieta para adelgazar es una decisión enteramente personal, y cada uno sabe cuándo está listo para tomarla, si quiere tomarla.

Eso no implica que por estar obesos tengamos que renunciar a que nos respeten.
ESTAMOS obesos, pero SOMOS humanos. Y como seres humanos que somos, tenemos derecho a ser respetados, a no ser maltratados por pesar más que el resto, a no ser humillados en público, a no ser acusados, por estar gordos, de retrasos o inconvenientes sufridos por otros porque las instituciones o empresas no cumplen con las normativas vigentes.

En el caso particular de Carina, ella TOMO LA PRECAUCION de pagar dos asientos,  justamente para evitar problemas. Y la aerolínea le vendió esos dos pasajes, sabiendo el motivo por el que estaba pagando el doble que un flaco, y sabiendo también que el modelo de avión tenía todos los asientos separados por un apoyabrazos. ¿Pensaban que le encanta pagar por dos pasajes pudiendo pagar por uno? ¿Que le sobra la plata y por eso se la regala a Aerolíneas Argentinas?

Y por qué ella tiene que aguantar todas esas humillaciones, miraditas de costado, comentarios socarrones... ¿Sólo por estar gorda? ¿PERO QUÉ SE CREEN? Claro, como "se puede adelgazar", y en cambio un discapacitado "no puede curarse con una dieta", parece que "no adelgaza porque no quiere"...

Y si no quiere, ¿CUAL ES EL PROBLEMA? Es su cuerpo y es su salud, tiene derecho a elegir qué hacer con ellos, y no tiene por qué renunciar a ser tratada con el respeto y la consideración que merece cualquier SER HUMANO.

¿ESTAMOS TODOS LOCOS? ¿Tipos que a lo mejor se fuman 3 atados de puchos por día se creen con derecho a decirle a "la gorda" lo que tiene que hacer con SU vida? ¿Gente que en su vida tuvo un kilo de más, que NO TIENE IDEA de lo que lleva a una persona a engordar (ingredientes físicos y psicológicos), viene a dar cátedra de lo fácil que es adelgazar? ¿Gente que estuvo obesa y ahora está en su peso se olvida de lo que le costó llegar? Como si fuera solamente una cuestión de "voluntad".

Y aún si decide hacer dieta... MIENTRAS adelgaza (sabemos que puede llevar más un año de dieta impecable)... ¿qué hace? ¿No viaja, no va al cine, no va al teatro, no se hace estudios, no se viste?

Como obesa, estoy bastante cansada de los comentarios "paternalistas", de los que se creen que porque estoy gorda necesito consejos sobre mi alimentación como si tuviera 4 años, de los que me vigilan lo que como, en calidad y en cantidad... ¿CON QUE DERECHO SE METEN? ¿CON QUE DERECHO ME HUMILLAN EN PUBLICO? ¿CUÁNDO RENUNCIÉ A MI HUMANIDAD POR ESTAR OBESA? Que yo recuerde, nunca les di permiso para gobernar mi vida.

Creo que vivimos nuestra obesidad con culpa. Nadie quiere estar gordo... y nadie puede esconder que está gordo. Un alcohólico, un tabáquico, un adicto a las drogas o al trabajo, caminan por la calle sin que se les note. El gordo carga, literalmente, con sus kilos a cuestas, y no puede esconderlos.

La sociedad argentina es muy gordofóbica, y se niega a reconocer que por lo menos un 30% de la población es obesa en un grado u otro. Nadie quiere estar gordo, y nosotros mismos nos enganchamos en esa actitud, negándonos a pelear por nuestros derechos, creyendo que desaparecieron el día que empezamos a subir de peso.

Mientras no nos quejemos, no llamemos la atención, no reclamemos... es como si hubiéramos firmado una carta cediendo nuestra humanidad.

 No nuestra silueta, ni nuestra salud. NUESTRA CONDICION DE SERES HUMANOS.
       

¡Piénsenlo! "
 

Recuerda: Si no hablas y no denuncias es porque disfrutas y apruebas tu maltrato, tu vejación y tu discriminación. Si no denuncias, si no hablas eres cómplice de quien te veja y con tu silencio aplaudes, concientes, y aceptas su abuso. En ti está la última palabra de esta tu historia

Escríbeme a: [email protected]
("Promuevo el Derecho a la Propiedad intelectual.  Copyright. Prohibido expresamente cualquier reproducción total o parcial de las fotos, videos y textos sin autorización expresa y escrita del autor")

Reflexiones que hace Graciela Rapan acerca del caso de Carina Bertolio
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 3813 veces