Inicio > Secciones > Tu rincón con Jen > Mi amiga...mi gran amiga LA GORDA

Mi amiga...mi gran amiga LA GORDA

¿Se han preguntado como piensa uno de esos tantos seres humanos que han amado a una gorda y no se atreven a decirlo?

Ya me ha pasado un par de veces y lejos de molestarme la situación me desconcierta, me aturde y me hace pensar que tan poco se quieren esos que dicen que los del problema de autoestima somos nosotros los gordos y obesos, me hace pensar de la poca personalidad que hay que tener para pensar cosas como estas que narraré a continuación...es una oda a la pobreza emocional del ser humano.

 

            Conocí a alguien hace poco que me ha robado los pensamientos y me ha regalado lágrimas de tristeza y decepción.  Cuando se atrevió a decirme recién conociéndome que si yo perdía peso sería de seguro una participante al Miss Venezuela, en ese mismo instante firmó su sentencia conmigo...la sentencia que expresa tajantemente que esa persona no me quiere, quiere cambiarme y que me mantendrá en un constante stress buscando hacerme perfecta para él.  No lo acepto, y como no lo acepto continúo mi camino sola.  Tengo demasiado orgullo, personalidad, autoestima y claro lo que quiero en la vida como para aceptar esta limosna afectiva.

 

            Intentando entenderle, imaginé que estaba en sus pensamientos, y al sentarme a escribir, esto fué lo que salió:

 

Mi amiga…esa que en el fondo me causa lástima y a la cual tengo de “relleno” en mi círculo de amistades…para que después no digan...

 

Mi amiga la gorda a quien ni en sueños invito a salir, porque en el fondo me da una inmensa vergüenza que me vean con esa bola de manteca.

 

Mi amiga la gorda…esa quien aguanta TODO lo peor de mí, porque es gorda y no tiene más remedio que oírme, la pobre como es mi amiga que se aguante, no conseguirá jamás una amiga como yo que la trate al menos.

 

Si…la gorda, esa que ni en sueños presentaría con mis demás amigos ¡por favor!  Será para espantarlos con semejante tonina. 

 

Mi amiga la gorda que es asexual.  Ella no tiene derecho a enamorarse…ES GORDA, solo sirve para comer y ser mi paño de lágrimas.  ¿Quién puede enamorarse de “eso”?

 

Mi amiga la gorda, esa que me gusta, que deseo, que me enamora pero por miedo al que dirán mantengo a la distancia aunque en secreto me muero por ella.

 

Gorda...pobre gorda, confieso en silencio que tengo lástima de ti y lo que reflejas.  Quiero salvarte de las garras del sobrepeso pero soy tan torpe que lo exteriorizo de las peores formas.

 

No sé que hacer contigo mi gorda...mi bella gorda que me hechizas y asustas a la misma vez. 

 

Mejor será admirarte y querer en secreto, a la distancia.  No me puedo permitir ser señalado por la sociedad, es un lujo que no puedo pagar...vale eso mucho más que el respeto por mis valores y sentimientos.

 

Gorda, gordita gorda...siempre te voy a querer.

 

Recuerda:

 

Si no hablas y no denuncias es porque disfrutas y apruebas tu maltrato, tu vejación y tu discriminación, en ti está la última palabra en esta historia.

 

 

Escríbeme a: [email protected]

 ("Promuevo el Derecho a la Propiedad intelectual.  Copyright. Prohibido expresamente cualquier reproducción total o parcial de las fotos, videos y textos sin autorización expresa y escrita del autor")

¿Se han preguntado como piensa uno de esos tantos seres humanos que han amado a una gorda y no se atreven a decirlo?
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 8457 veces