Yoana  Valdivia seguidora de este vuestro espacio, quiso compartir con ustedes unas aleccionadoras cartas para todos aquellos que no hablan y obran con conciencia...escritas por ella en sus años de adolescencia, con un concepto tan verídico y fresco en su corazón que nos dice: "A MI ME EMOCIONAN MUCHO CUANDO LAS LEO PORQUE A PESAR DE HABER PASADO TANTOS AÑOS  SIGUO PENSANDO LO MISMO

"> Yoana  Valdivia seguidora de este vuestro espacio, quiso compartir con ustedes unas aleccionadoras cartas para todos aquellos que no hablan y obran con conciencia...escritas por ella en sus años de adolescencia, con un concepto tan verídico y fresco en su corazón que nos dice: "A MI ME EMOCIONAN MUCHO CUANDO LAS LEO PORQUE A PESAR DE HABER PASADO TANTOS AÑOS  SIGUO PENSANDO LO MISMO

" /> Yoana  Valdivia seguidora de este vuestro espacio, quiso compartir con ustedes unas aleccionadoras cartas para todos aquellos que no hablan y obran con conciencia...escritas por ella en sus años de adolescencia, con un concepto tan verídico y fresco en su corazón que nos dice: "A MI ME EMOCIONAN MUCHO CUANDO LAS LEO PORQUE A PESAR DE HABER PASADO TANTOS AÑOS  SIGUO PENSANDO LO MISMO

" />
Inicio > Secciones > Tu rincón con Jen > GORDOS: ¿Seres de otra especie?

GORDOS: ¿Seres de otra especie?

Yoana  Valdivia seguidora de este vuestro espacio, quiso compartir con ustedes unas aleccionadoras cartas para todos aquellos que no hablan y obran con conciencia...escritas por ella en sus años de adolescencia, con un concepto tan verídico y fresco en su corazón que nos dice: "A MI ME EMOCIONAN MUCHO CUANDO LAS LEO PORQUE A PESAR DE HABER PASADO TANTOS AÑOS  SIGUO PENSANDO LO MISMO

Espero reflexionen con lo que Yoana tiene a bien compartir con todos nosotros.  Aquí les dejo sus cartas:

"Carta Nº 1:

                                                   22:20 p.m. /09-06-1999

                        Estando aquí sentada en un espacio sin nombre pretendo reflejar la realidad de mis sentimientos.

En este mundo incomprensivo no hay espacio, según dicen, para amplios, aquellos que no cabemos en una talla 38 ó 40. Sé que es difícil llegar a querer a alguien del cual no te agrada su físico, pero es injusto tratarnos como una raza diferente, con la que no hay que tener relación alguna. Nadie sabe, sino quien lo padece, como duele que te rechacen, que ni te miren y que encima se rían de ti por no tener la medida de cuerpo que exige la sociedad. Aunque hay una cosa que siempre me he preguntado, ¿no formamos todos la sociedad?

Nadie sabe lo que sufrimos cuando parece que le interesamos a alguien y te das cuenta de que sólo quiere utilizarte para llegar a alguien que está cerca de ti. Cuando los que dicen ser tus amigos no te comentan una salida para que no vayas porque se avergüenzan de ti. Pero lo más que me ha dolido personalmente es que algunos miembros de mi familia se avergüencen de mí, que nunca tengan unas palabras bonitas que decirme sólo: “tienes que adelgazar” o “estás muy gorda”, y que me consideren diferente por el simple hecho de ser gorda.

Aunque sé y comprendo que hay personas que tienen miedo a entablar una amistad con uno de nosotros y comprobar que somos iguales que ellos, que no dejamos de ser simpáticos ni buenas personas por el hecho de tener unos kilos de más. Les da miedo que sepan que nos conocen por el “qué dirán”.

Supongo que esto, a lo que llamamos mundo o la vida, seguirá así que no cambiará y que a la larga tendré que sacrificar mi mente y mi cuerpo para que esa gente no me trate como basura. Lo que espero, y guardo esta carta por lo que pueda suceder, es no convertirme en uno de ellos. Esos  que no nos dejan que seamos nosotros mismos y que hacen que nos sintamos mal.

Con esto creo haberme desahogado y haber dicho verdades que muchos estamos padeciendo.

 

 -------------------------------------------------------------------------------------------------  

 Carta Nº 2

                                                  20:25 p.m. / 10-06-1999

 

                    Estoy aquí en el mismo sitio de ayer. Hoy más frustrada, no soporto que nadie de la familia me hable. Quiero huir, escapar sola con la esperanza de encontrar un algo que me haga completamente feliz, y que me haga olvidar todo lo que me atormenta. No soporto que no pase un solo día sin que algo o alguien me recuerden como soy. Que aunque llegue muy alto no llegaré a ser nada para nadie, siempre estará la sombra de aquello que me acompleja.

Que nadie se dé cuenta de que me hacen sufrir aún sin quererlo. Que cada vez que conoces a alguien y te gusta, tener que repetirte: “baja de las nubes, eres gorda, nunca se fijará en ti”. Que con el pretexto de la salud nos sometan a estrictas dietas cuando estamos como una manzana. Que digan que ellos no son así y se defiendan cuando no están en nuestra situación y no lo pueden ver y sentir. Que piensen que lo decimos por dar lástima en busca de compasión, cuando lo que queremos es comprensión e igualdad. Que no sepan que nos tienen marginados y que daríamos media vida para que en la otra media nadie nos mirara mal por nuestro físico.
Deseo cortar las cadenas que me atan aquí, desaparecer; ver como todo pasa sin mi presencia. Que me dejen desplegar mis alas aunque no vaya a volar. Que aunque mis sueños no se cumplan que me dejen soñar. Que Dios les dé valor para enfrentarse a un espejo y encontrar sus defectos para que no crean ser tan perfectos. Que sepan que estamos aquí, que también tenemos un corazoncito, que somos capaces de amar y de sufrir. Y finalmente que nos dejen vivir.

 

YOANA"


Recuerda: Si  no denuncias, si no hablas, eres cómplice de quien te veja y con tu silencio aplaudes, concientes y aceptas su abuso.

Escríbeme a:
[email protected]
("Promuevo el Derecho a la Propiedad intelectual.  Copyright. Prohibido expresamente cualquier reproducción total o parcial de las fotos, videos y textos sin autorización expresa y escrita del autor")

Yoana  Valdivia seguidora de este vuestro espacio, quiso compartir con ustedes unas aleccionadoras cartas para todos aquellos que no hablan y obran con conciencia...escritas por ella en sus años de adolescencia, con un concepto tan verídico y fresco en su corazón que nos dice: "A MI ME EMOCIONAN MUCHO CUANDO LAS LEO PORQUE A PESAR DE HABER PASADO TANTOS AÑOS  SIGUO PENSANDO LO MISMO

Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 1737 veces