Inicio > Secciones > Tu rincón con Jen > Adiós a Gordos.com

Adiós a Gordos.com

Adiós a Gordos.com

Esta será mi última columna en este portal y el mejor regalo y honor que pudiera tener es que la compartieran conmigo, así como tantas otras veces...

No sé como ni por donde empezar, porque es tal vez la columna que nunca hubiera querido escribir...la última, pero a veces debemos hacer cosas que no queremos por designios del señor destino que siempre toma la última palabra en nuestras vidas.

Si tuviera que enumerar las cosas que aprendí, viví, compartí, disfruté, sufrí, lloré y soñé aquí por ustedes y con ustedes no terminaría sino en días. Es de las experiencias más intensas y maravillosas que me llevo la satisfacción de haber vivido.

El por que me voy del portal es algo que me reservo y les ruego desde ya no me pregunten porqué, ni agobien a los dueños de la página con correos, como toda buena dama se darle el respeto y discreción a las situaciones que se me presentan en la vida.

Esta despedida es algo particular...es como si ustedes y yo fuéramos un matrimonio y yo me estuviera despidiendo del apartamento donde vivimos, más no me divorcio ni me despido de mi esposo (ustedes). Algo complicado de entender, pero así están las cosas.

Me duele probablemente más a mí que a ustedes este “Adiós” pero es necesario. Honrando a los principios aprendidos en casa y por mi familia que como bien saben lo es todo para mí fue lo que me movió a tomar esta decisión.

Espero que la infinitamente inmensa semilla de amor que creo haber sembrado en ustedes dé sus frutos y crezca como la flor más hermosa. Si tan solo una vez los hice pensar, ser felices, animarles, reír o tomar conciencia entonces me daré por satisfecha, créanme que sí.

GRACIAS a Juan Alchourron quien me dio el inmenso privilegio de estar aquí por estos cortos pero intensos dos años.

GRACIAS a mis padres, familia, amigos y aliados quienes no solo se enorgullecieron con la labor que desempeñé aquí, sino con todo lo que hice fuera de ese pedacito de mí en el Internet, en cualquiera de los medios de comunicación social donde tuve la fortuna de participar como embajadora de este portal. GRACIAS por comprender que luchaba por una causa muy mía, por saber cuan era es y será importante para mí y darme el espacio, paciencia y tiempo para que lo hiciera sin cuestionarme.

GRACIAS a quienes me recibieron en sus casas, lugares de trabajo y en la más estricta intimidad semana a semana en ese rincón que siempre será vuestro.

GRACIAS a todas esas personas que me brindaron la oportunidad de llevar a miles de personas mi mensaje de orgullo, respeto, aceptación y derechos humanos. GRACIAS por abrirme siempre una ventana a esa voz de protesta que nunca callará y siempre buscará un espacio para hacerse escuchar.

ETERNAMENTE GRACIAS...

Por último y no menos importante les pido algo en lo cual no aceptaré un “NO” como respuesta.

Ámense, quiéranse, respétense y no permitan que sus cuellos sean pisados por ninguna bota.

No importa si hablamos de sobrepeso, religión, tendencia política o miopía. Hablamos de DIGNIDAD y DERECHOS HUMANOS. Son innegociables al igual que el amor y el respeto.

Si recuerdan siempre eso, entonces me recordarán por siempre y estaré de la mano con ustedes, así como ustedes estarán cada uno con sus historias tatuados en mis corazones por siempre.

GRACIAS por regalarme sonrisas, lágrimas, alegrías, tristezas e inmensas satisfacciones.

Los amo y los respeto aún más.

Se despide vuestra amiga de siempre y por siempre

JEN

E-mail para contacto: [email protected]

Esta será mi última columna en este portal y el mejor regalo y honor que pudiera tener es que la compartieran conmigo, así como tantas otras veces...
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 2633 veces