Inicio > Secciones > Tu rincón con Jen > ¡Con dietas y cirugías no se soluciona el verdadero y real problema!

¡Con dietas y cirugías no se soluciona el verdadero y real problema!

Señores al pan pan y al vino vino…no se puede pretender tapar el sol con un dedo y pensar que con quitarnos los kilos de encima ya el problema está solucionado.

“Flacos, bellos y felices” la eterna ecuación que dice que delgadez presupone belleza, felicidad, éxito y salud, así como esa que reza “gordo, mediocre, feo y enfermo”.  Después queda toda una vida de constante angustia condenado a una dieta permanente para no volver a caer en la misma condición de sobrepeso. 
Unos nacemos gordos y permanecemos gordos, otros nacen delgados y por alguna razón aumentan de peso por la razón que fuere, otros bajan y suben de peso.  Insisto enfáticamente que si quieren  o necesitan perder peso se dirijan con VERDADEROS profesionales -léase- un endocrino que trabaje en mancuerna con un nutricionista, puesto que nuestro organismo necesita un equilibrio específico, particular y personalizado que ninguna dieta "X"  medicamento o poción mágica nos pueda brindar, es una irresponsabilidad jugar con nuestro organismo sometiéndolo a quien sabe que locura solo con el afán de ser aceptado socialmente, quitarnos la pesadilla de la presión de los demás para que rebajemos o con el objetivo muy loable de buscar verdadera salud y mejoría en la calidad de vida.

Que el perder peso no sea una obsesión que acapare nuestros esfuerzos. En definitiva ese sin vivir mina nuestra psiquis y emociones. Al final el pretender alcanzar ideales vendidos mediáticamente como perfectos es no solamente peligroso sino que puede dejar un saldo negativo.

Pero al punto al que quería llegar es en perder unos kilos de más no está el verdadero y real problema. Una Sociedad castrante que no da espacios ni permisos para que todos comulguemos bajo un mismo techo llamado mundo con respeto,  aceptación y  un mínimo de derechos humanos, derechos humanos por demás consagrados no solo en la Constitución de cada uno de sus países sino en tratados internacionales es la base y causa de todos los males.  Políticas de salud apartadas de la realidad mundial con una epidemia creciente de Obesidad es continuidad del mismo drama.

El problema está en que somos seres humanos al igual que cualquier otra persona, que tenemos derechos, necesidades, carencias, exigencias gustos y disgustos…en fin…que somos todo lo normales que cualquier mortal, que cualquier ser humano y se empeñan en excluirnos, execrarnos, asilarnos tal cual como si tuviéramos una enfermedad mortal contagiosa y como sigamos así pues nos expatrían y excomulgan por ser gordos…suena gracioso y hasta exagerado pero por desgracia no lo es.

Les estoy hablando de que no tenemos derecho a la salud, de que nos niegan la posibilidad de hacernos exámenes médicos, nos niegan el derecho de entrar a locales de diversión nocturna por que un gordo le afea la imagen al local, les hablo de que en varios países ya se debate en sus Congresos el aprobar leyes que nos excluyan del sistema de seguridad social, no conseguimos ropa y pare usted de contar.  Ya ni siquiera derecho a caminar por la calle tenemos puesto que como lo expuse en uno de mis artículos anteriores somos víctimas del acoso morboso de la gente intolerante y de mente escaza que pareciera no conocer el respeto al derecho ajeno.

 

¡Mis amigos esto es serio!  Tenemos que despertar de ese letargo y flojera que nos tiene subsumidos y enterrados en la “vergüenza del sobrepeso” gordos o no gordos…simplemente con amar la causa y sentirse conmovidos por  la tragedia de nuestro mundo en XL puede sumarse…todo el que nos quiera y nos acepte es uno más de nosotros.

Anímense!  Tráiganlos de su lado, hagan conciencia y sumémonos como aliados en esta causa que nos duele a TODOS los que somos gordos,  nos duelen las discriminaciones o hemos sido víctimas de ellas.

 

El punto, la base, el objetivo y el final es HABLAR…salir de ese anonimato absurdo en el cual nos escondemos y excusamos para no darle la cara al mundo.   Estoy cansada de ver como hacen burla de nuestra gente, de cómo somos los payasos de los demás, y que cuando se nos da la oportunidad de participar o ver un programa que hable sobre este problema siempre toma la batuta la chusmería, la risita y el circo y al final volvemos a lo mismo, terminamos sirviéndole de payasos a la gente y de gratis para más colmo.

 

Tenemos que buscar tribunas, escribir a programas y dar testimonios con el corazón en la mano de esto tan grave y fuerte que está pasando y contarles al mundo nuestra verdad con seriedad para que entiendan que no estamos jugando.

 

Y recuerda que si no denuncias, protestas, hablas y sales del anonimato es por que te gusta lo que vives, te avergüenzas de ti mismo (a)  y estás conforme con ello.


Escríbeme: [email protected]
("Promuevo el Derecho a la Propiedad intelectual.  Copyright. Prohibido expresamente cualquier reproducción total o parcial de las fotos, videos y textos sin autorización expresa y escrita del autor") 

Señores al pan pan y al vino vino…no se puede pretender tapar el sol con un dedo y pensar que con quitarnos los kilos de encima ya el problema está solucionado.
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 6236 veces