Inicio > Secciones > Gordos Famosos > Liz Taylor víctima de un nuevo revés físico

Liz Taylor víctima de un nuevo revés físico

Víctima de males de salud durante toda su vida, la actriz norteamericana Liz Taylor sufre un nuevo revés: una insuficiencia cardíaca que le impide respirar a plenitud y la sume en un cansancio permanente

Paradigma de la belleza femenina durante gran parte del siglo pasado -todas las mujeres soñaban con tener su rostro perfecto y sus ojos de iris cambiante, con matices violeta-, Taylor declara sin ambages que su cuerpo ha sido un calvario constante.

Mi cuerpo es un desastre, reitera sin sombra de rencor recordando todos sus males pasados y presentes.

El que la agobia ahora, junto a otros de menor cuantía, le ha desatado una acumulación ingrata de líquidos, casi una afrenta para quien ha vivido en lucha perenne para perder peso.

Además padece una escoliosis profunda que le ha deformado la espina dorsal y le produce dolores constantes. Pese a ello, conserva el opitimismo y no le teme a la muerte, tal vez porque le ha visto el rostro demasiado cerca varias veces.

Cuando nació sus padres se espantaron porque estaba cubierta de una vellosidad inclemente. Parece un mono, decían, pero un médico les quitó el espanto al asegurarles que se trataba de un trastorno glandular pasajero del que se libraría en breve tiempo.

Así fue y desde niña empezó a llamar la atención por su hermoso rostro, de líneas armoniosas, rematado por una espesa cabellera negra. A eso añadía una gracia y un carisma especiales. El cine le sonrió, pero la salud se mostró arisca.

Sufrió dos pulmonías que la pusieron al borde de la nada y llevaron a los médicos a practicarle incluso una traqueotomía. Tuvo embarazos difíciles. Fue operada de un femur y, más recientemente, de un tumor benigno en la cabeza.

Taylor, a quien en los últimos tiempos se le vio alguna vez con su antigua cabellera negra reemplazada por un pelo corto y cano, se enfrenta a los desmanes de una obesidad por cuyo control puede hacer muy poco.

Sin embargo, sus fieles la siguen recordando como la belleza que fue. Y esta es la imagen que superponen a la de ahora: una mujer en quien el tiempo y las enfermedades han hecho estragos.

Víctima de males de salud durante toda su vida, la actriz norteamericana Liz Taylor sufre un nuevo revés: una insuficiencia cardíaca que le impide respirar a plenitud y la sume en un cansancio permanente
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 8896 veces