Inicio > Secciones > Gordos Famosos > Kirstie Alley hace de su físico una serie

Kirstie Alley hace de su físico una serie

La protagonista de «Cheers», que dejó de recibir ofertas cuando comenzó a ganar peso, actúa en «Actriz gorda», una dura crítica a la esclavitud de la imagen

Se acabó Ally McBeal. La nueva reina de la televisión estadounidense no es abogada, no quiere casarse y, sobre todo, no viste una talla 36. Muy lejos de eso, con sus más de 130 kilos de peso, la actriz Kirstie Alley estrena esta noche la serie Actriz gorda , una comedia que pretende revolucionar las pantallas norteamericanas.

Actriz gorda cuenta las peripecias de una estrella de Hollywood que de la noche a la mañana deja de recibir ofertas debido a su exceso de grasa. Basada en las propias experiencias de Alley, el programa pretende ser un respiro de humor en una sociedad obsesionada con el culto al cuerpo. En el primer capítulo el público estadounidense podrá ver a Kirstie llorando, después de que su representante le ofrezca hacer un comercial de adelgazamiento, riendo junto su amigo y compañero John Travolta y quejándose de la discriminación que las actrices «de peso» sufren en el cine. «Por qué a John Goodman o a Jason Alexander les dejan ser cada día más gordos y a mí siempre me quieren poner a dieta», recita de guión Alley.

Con Electra y Travolta

En su particular cruzada contra los «cuerpos danone» la estrella no estará sola. Además del protagonista de Mira quién habla otros famosos pasearán palmito por la serie. La explosiva Carmen Electra, Kelly Preston (señora de Travolta) o Kid Rock son algunos de los invitados especiales. Ninguno de ellos necesitará memorizar el papel porque la serie pretende ser un espacio para la improvisación de los actores. Un ingrediente más de sabor, con calorías, y una idea más de la propia actriz, quien también ideó el programa.

Harta de ser el blanco de la prensa sensacionalista por sus problemas de peso Alley siempre habló abiertamente de su cambio físico. La que en otros tiempos conquistaba a Ted Dadson detrás de la barra del Cheers confesaba hace unos meses, en un programa de televisión, que hacía cuatro años que había dejado de tener relaciones sexuales y que el comer en exceso le costó, entre otras cosas, el fracaso de su matrimonio.

País de obesos

Su obesidad no es una excepción en un país con los mayores índices de sobrepeso a nivel mundial. Sin embargo su sentido del humor y la especial ironía con que trata el asunto si son una novedad en una sociedad acostumbrada a dramatizar con la imagen. Estas serán las principales armas para captar a la audiencia.

Y, por si la risa no funciona, Alley ya se ha asegurado una salida. La línea de adelgazamiento Jenny Craig la ha contratado para promocionar sus productos dietéticos. Además, se ha comprometido a perder veintidós kilos a base de las chocolatinas sin azúcar. Habrá que ver si lo consigue después de su particular «atracón» de fama.
La protagonista de «Cheers», que dejó de recibir ofertas cuando comenzó a ganar peso, actúa en «Actriz gorda», una dura crítica a la esclavitud de la imagen
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 11832 veces