Inicio > Secciones > Gordos Famosos > El ex-futbolista

El ex-futbolista

Ronaldo, que adelgazó en verano, vuelve a mostrar un gran sobrepeso en su actual equipo, el Milan

La báscula vuelve a enojarse con Ronaldo. El delantero brasileño del Milan se muestra de nuevo con problemas de sobrepeso y exhibe otra vez su lado más preocupante: la capacidad para engordar muchos kilos en pocas semanas, algo desacostumbrado en un deportista de élite.

Ronaldo llegó a pesar 87 kilos cuando militaba en el Real Madrid. Pero también 95. Fueron los dos polos de su estancia en la capital de España: el atleta en forma y el futbolista fondón. Ocho kilos es un sobrepeso inaceptable en un deportista profesional, por mucho que el brasileño, dotado de una admirable estructura muscular, pueda disimularlos.Con ocasión del Mundial de Alemania, el pasado año, Moraci Sant'Anna, el preparador físico de la selección de Brasil, se enorgullecía de que Ronaldo había adelgazado a gran velocidad. "Ha llegado a Alemania pesando 94,700 y, con un programa de comida sana y ejercicio físico, ya sólo pesa 90,500. En cuatro semanas".

Tiroides
Pero Sant'Anna no ha sido el único que ha sacado pecho con el estado físico de Ronaldo. El pasado mes de agosto, cuando el delantero -en otra de sus clásicas oscilaciones de peso- había conseguido adelgazar de nuevo, los médicos del Milan, su actual equipo, sacaron pecho.

"Tiene un problema en la glándula tiroides y lo estamos tratando adecuadamente". La sorprendente noticia fue hecha pública por el cuerpo médico del Milan en el diario La Gazzetta dello Sport. "Ronaldo se está sometiendo a una dieta rigurosa, ha perdido cinco kilos y medio y seguirá un tratamiento para controlar su enfermedad" concluían los médicos.

¿Enfermedad? Es cierto que el hipotiroidismo (la disminución de la actividad hormonal en esta glándula) puede generar aumento de peso por la disminución del metabolismo basal, pero era muy extraño que esta patología no hubiera sido detectada en la capital de España. En efecto, los médicos que atendían a Ronaldo en Madrid confirman que sus niveles de hormonas tiroideas eran correctos en todos los análisis y que el brasileño no era hipotiroideo.

Este mismo verano, movido por la euforia, el entrenador del equipo milanés, Carlo Ancelotti, fue aún más lejos. "Le van a ver muy pronto en la cancha y se van a llevar una gran sorpresa. Está delgado, parece un modelo". Por desgracia, el modelo ha durado poco sobre la pasarela. Han pasado tres meses y Ronaldo ya vuelve a estar en esa frontera de los 95 kilos, un peso muy peligroso para él, porque el riesgo de lesión es grande, sobre todo en un futbolista con un tendón rotuliano cosido y recosido. Ahora se ve obligado a jugar los partidos con la camiseta por fuera, suda en exceso y el número de sprints que es capaz de realizar ha disminuido.

Es cierto que el peso no es lo único importante de cara a evaluar la forma física de un deportista. En realidad, se trata tan sólo de uno de los indicadores del estado físico de un atleta. Tan importantes o más son los niveles de frecuencia cardíaca en reposo y en actividad, los umbrales aeróbico y anaeróbico, la capacidad de recuperación tras los esfuerzos o el equilibrio de fuerza entre sus dos piernas.

La única forma de que Ronaldo sea capaz de trabajar con tranquilidad en su preparación física, alcance su peso ideal y se muestre en el nivel de forma óptimo para desarrollar su mejor juego sobre el terreno es convencerle de que lleve a cabo un plan de dieta y entrenamiento, un programa ordenado, algo que en realidad no ha hecho desde hace años.

Realmente, desde su última operación, el brasileño no ha sido capaz de mantener un buen estado físico de forma duradera. Más que por su rendimiento, el peso puede ser un problema de cara a la aparición de lesiones.

Hay expertos que indican que, en realidad, el peso de Ronaldo no debería preocupar tanto. Su posición en el campo no es la de un centrocampista, tampoco es un extremo puro, ni un lateral, funciones que sí exigen largos y continuos desplazamientos en el campo. Ronaldo es un delantero de potencia y técnica, un atleta de predominio anaeróbico (esfuerzos cortos e intensos) y no aeróbico. Más que por su rendimiento, el peso puede ser un problema de cara a la aparición de lesiones.

La dieta del deportista
Por supuesto, como cualquier deportista, Ronaldo ha de cuidar su dieta. Los que le conocen bien, saben que su afición por las pizzas y la carne de vaca es exagerada. La alimentación que se recomienda actualmente a los atletas de elite consiste en abundancia de hidratos de carbono, proteínas de alto valor biológico y... un bajo aporte de grasas. En este último apartado es donde falla el brasileño.

No hay que olvidar tampoco que la ecuación peso/dieta/ejercicio físico no es tan sencilla como parece. Existen deportistas que comen de forma adecuada, se entrenan a conciencia y encuentran muchas dificultades para llegar a su peso ideal.

Desde el punto de vista físico, Ronaldo responde mucho más a las características de un velocista (por ejemplo, un corredor de 200 metros) que a las de un mediofondista u otros futbolistas ligeros. El desarrollo de su masa muscular no es demasiado común entre los delanteros y si eliminara la grasa sobrante volvería a ser el de antes... pero los preparadores que le conocen bien insisten en que es difícil que vuelva a cuidarse. Le llaman el ex futbolista.

Ronaldo, que adelgazó en verano, vuelve a mostrar un gran sobrepeso en su actual equipo, el Milan
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 4427 veces