Inicio > Secciones > Gordos Famosos > Dieta de Dilma Rousseff permite perder 15 kilos en 6 meses

Dieta de Dilma Rousseff permite perder 15 kilos en 6 meses

Según las indicaciones del médico nutricionista argentino Máximo Ravenna, la primera mandataria de Brasil ingiere pocos alimentos con harina, y nada de azúcares

Dilma Rousseff, actual presidente del Brasil, tomó posesión de su segundo mandato el 1 de enero de 2015. Un mes antes de asumir, ya había puesto en marcha con el médico Máximo Ravenna lo que sería su próxima meta: bajar 15 kilogramos para llegar a su peso ideal.

"Lo primero que nos pidió Dilma es tener el mismo trato que cualquier paciente. Más allá del respeto que genera su investidura, los médicos que trabajan con ella tienen la orden de ser exigentes", afirma Ravenna, quien describe a Rousseff como "una mujer hermosa, culta y agradable".

En tan sólo seis meses de tratamiento, Dilma consiguió su propósito. Cuando empezó el proceso, la presidente brasileña pesaba 84 kilos, algo bastante lejano a su peso ideal. "Es una dieta que tiene muy pocos alimentos con harina y nada de procesados. En ella incluimos carnes, lácteos y vegetales e hicimos hincapié en reducir la ingesta de dulces. Trabajamos mucho sobre el estímulo del dulzor ya que el azúcar, y los edulcorantes en general, no son buenos. La dieta tiene que ser agradable", agrega el doctor.

Uno de los problemas sociales relacionados con el régimen, es lo que Ravenna llama "alimentos gatillo". Se trata de aquellas comidas que pasan a ser debilidades y son tan peligrosas como el alcohol o el tabaco. "Alimentar el tiburón blanco con una gotita de sangre es lo peor que le podemos hacer al cuerpo. Si, por ejemplo, tu debilidad es el chocolate y en tu cerebro el placer se enfoca ahí, seguramente comas mucho y no logres adelgazar. Lo que los médicos buscan diaramente con Dilma, es la eliminación de este tipo de alimentos que te llevan a transformarte en una persona indolente y perezosa", cuenta el especialista.

 

Ejercicio físico, "de a poco"
Pareciera que llenarse de tareas físicas al momento de comenzar una dieta no es lo ideal. Si al cambio alimenticio se le suma, rápidamente, un entrenamiento con mucha intensidad, se genera un efecto contrario.
La suma de cosas en un corto tiempo puede ser perjudicial y producir un abandono de la dieta. Ravenna cuenta que la recomendación a Dilma fue la de "empezar de a poco, sólo por la comida. Cuando notás un cambio y sentís que el cuerpo está más armonioso, ahí uno puede comenzar una caminata o entrenarse, pero todo despacio", dice el médico argentino.

Según las indicaciones del médico nutricionista argentino Máximo Ravenna, la primera mandataria de Brasil ingiere pocos alimentos con harina, y nada de azúcares
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 1012 veces