Inicio > Secciones > Gordos Famosos > Catalina Telias: "Eso de la gordita feliz es falso"

Catalina Telias: "Eso de la gordita feliz es falso"

El by-pass gástrico al que se sometió Catalina Telias terminó por cambiarle la vida. Antes de la operación pesaba 122 kilos, ahora está en 70 y, según sus cercanos y los que la ubican, además muy cambiada

Estos cambios físicos se sumaron a las buenas noticias laborales que le permitieron encontrar pega después de mucho tiempo como conductora del programa radial "Una mañana para ti", haciendo dupleta con Julito Videla. La chiquilla está contentona con su trabajo y sueña con volver a la televisión para hacer su propio programa de música "de los que hay muy pocos", alegó.


- La operación te trajo hartos cambios...


- Definitivamente, y espero que siga siendo así. En un principio estaba un poco desilusionada porque bajaba de peso, pero en lo económico y lo laboral iba de mal en peor pero, felizmente, al final encontré la estabilidad laboral que buscaba.


- ¿Y qué pasó con el canto?


- Mira, el que nace chicharra muere cantando. Por ahora, profesionalmente al menos, hacer música me es imposible, ya que hay que tener mucha plata para hacer música.


- Pero a futuro...


- Yo soy papá y mamá en mi casa lo que es una gran carga, entonces de ahí a poder ahorrar dinero como para tener unos cinco y seis millones para hacer un disco es complicado. Por ahora la música la vivo como un alimento del alma que necesito cada día para vivir.


- ¿Y algún otro pituto?


- También trabajo de contestadora virtual de teléfonos, grabo frases comerciales y estoy en una obra de teatro junto a Roberto Nicolini.


- ¿Cómo es eso..?


- Es una obra que se llama "Lo mío es glandular", una historia que tiene mucho que ver con el tema de la gordura y mi operación.


- Oye, hablando de eso, ¿crees que hay mucha discriminación con los gorditos?


- Cada vez menos, aunque aún la gente tiende a culpar a las personas obesas y a violentarse frente a ellas. En las puertas giratorias no se puede entrar, no puedes ir a Fantasilandia o no puedes ingresar por el molino en el metro. Esas son discriminaciones que hacen que seas una persona limitada.

 

El by-pass gástrico al que se sometió Catalina Telias terminó por cambiarle la vida. Antes de la operación pesaba 122 kilos, ahora está en 70 y, según sus cercanos y los que la ubican, además muy cambiada
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 8441 veces