Inicio > Secciones > Gordos Famosos > A la medida del sobrepeso

A la medida del sobrepeso

La industria de tallas de gran tamaño prolifera para servir a un número creciente de personas que han hecho las paces con esas libras de más

 La obesidad es uno de los principales problemas de salud pública en Estados Unidos, pero también uno de los negocios más lucrativos, que engorda con la creciente venta de productos para hacer más llevadera la vida de los de la talla XXXL.

Si bien el segmento de productos adelgazantes y de dietas como la South Beach, bajas en carbohidratos, representa una buena porción del mercado dirigido a los más gorditos, los escaparates de la ropa y el mobiliario de grandes dimensiones se expanden en rentabilidad.

De hecho, el área de más rápido crecimiento en la industria del vestido de Estados Unidos es la ropa femenina “talla plus”, dirigida a 65 millones de mujeres -o el 50% de las mujeres de Estados Unidos- y con ventas anuales de $30,000 millones.

Impulsando el fenómeno están mujeres que se miran en el espejo cada vez con más frecuencia y menos miedo, y que mientras esperan los resultados prometidos por el doctor Atkins asumen una actitud más complaciente frente a esos kilos de más.

En la creciente aceptación pública de las féminas con sobrepeso también han influido celebridades de la televisión que han asumido el papel de “profesionales modelo” y promueven un estilo de vida más sano, como Oprah Winfrey, Queen Latifah y Rosie O'Donnell.

La progresiva eliminación del estigma y lo prometedor del negocio también han llevado a diseñadores de moda como Ann Taylor, Tommy Hilfiger, Donna Karan y Ralph Lauren a sacarle punta al mercado de las tallas grandes, que ha estado liderado por marcas pioneras e irreconocibles que, asimismo, se están expandiendo.

El gigante Charming Shoppes, propietaria de 2,200 tiendas de ropa talla “plus” en todo Estados Unidos -y en las que se consiguen los sujetadores de copa 48DDD-, reportó ventas de $2,800 millones en el 2005, según datos publicados por la compañía en su página web.

Productos para el hogar

Otras cadenas de tiendas, como Wal-Mart y Old Navy, también han lanzado líneas de ropa extra grande, mientras que un número creciente de comercios venden muebles y accesorios para los hogares de los más rellenitos.

Steelcase, por ejemplo, fabrica sillas para que los empleados más anchos de la oficina puedan sentarse frente al escritorio, en tanto que Fatcities.com vende un sofá reforzado, con ocho patas en lugar de cuatro.

Otras empresas, como Liftchair.com, ErgoCentric Plus Size Seating y Lux Steel venden sillas que pueden soportar hasta 350 kilogramos. El fabricante de colchones Simmons ofrece el modelo “Olympic”, un colchón tamaño Queen reforzado y quince centímetros más ancho que el convencional, y algunas compañías que fabrican ataúdes, como Batesville, ya disponen del tamaño “extra grande”.

Uno de los problemas más comunes que afrontan los más pesados es, precisamente, saber cuánto pesan, ya que las básculas regulares llegan hasta los 136 kilogramos, pero scale-it.com ofrece 50 modelos diferentes que superan esa medida.

La industria de tallas de gran tamaño prolifera para servir a un número creciente de personas que han hecho las paces con esas libras de más
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 8005 veces