Inicio > Secciones > Denuncias > No la dejan ascender por obesa

No la dejan ascender por obesa

La mujer -Elma Díaz, de 33 años, una suboficial segunda que realiza tareas administrativas en el Edificio Libertad desde hace 14 años- asegura que un médico del Hospital Naval le aconsejó la cirugía para atender su "obesidad mórbida"

Una suboficial de la Armada de 130 kilos de peso presentó una demanda ante la Justicia para que la fuerza se haga cargo de los gastos de un "by pass" gástrico, y señaló que se siente "discriminada" porque no puede ascender de grado debido a que no puede cumplir con los exámenes de destreza física.

La mujer -Elma Díaz, de 33 años, una suboficial segunda que realiza tareas administrativas en el Edificio Libertad desde hace 14 años- asegura que un médico del Hospital Naval le aconsejó la cirugía para atender su "obesidad mórbida". Su abogado, Jorge Monastersky, señaló a DyN que la demanda tiene dos partes: una, que la Armada le subvencione la intervención gástrica en el Hospital Naval; dos, que se le reconozcan los ascensos a pesar de condición física, "porque su legajo no tiene ningún cuestionamiento".

Monastersky dijo que Elma "es la primera persona que recurre a la justicia contra la Armada por un problema de salud", y que la mujer fue citada por sus superiores para pedirle explicaciones por su reclamo.

"Sabemos, porque ella me lo transmitió, que no estaban contentos, le cuestionan por qué presentó una medida judicial. Ella tiene derechos, y la única forma de hacerlos valer es ante la justicia", indicó el abogado.

Monastersky dijo a radio Continental que Elma "es una excelente profesional, hace correctamente su trabajo, y una persona que hace el mismo trabajo puede ascender y ella no, porque tiene una enfermedad que es la obesidad, que en la Argentina no es considerada una enfermedad, y no tiene posibilidades de ascender".

"Ella se siente orgullosa de estar en la Armada, pero ve imposibilitada y truncada su carrera", agregó.

El abogado es también representante de Prion Rebull, un misionero que pesa 320 kilos, que recientemente denunció a Aerolíneas Argentinas ante el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI), por habérsele impedido subir a uno de sus aviones.
La mujer -Elma Díaz, de 33 años, una suboficial segunda que realiza tareas administrativas en el Edificio Libertad desde hace 14 años- asegura que un médico del Hospital Naval le aconsejó la cirugía para atender su "obesidad mórbida"
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 5541 veces