Inicio > Secciones > Denuncias > Muere un joven tras una reducción de estómago en Alcoi

Muere un joven tras una reducción de estómago en Alcoi

Iñaki Lareo, que pesaba 230 kilos, falleció a consecuencia de un edema pulmonar

El joven Iñaki Lareo Oiarzábal, de 25 años, murió el pasado jueves a consecuencia de un edema pulmonar que le sobrevino a los dos días de haberse sometido a una operación de reducción de estómago en el Hospital Virgen de los Lirios de Alcoi. La obesidad mórbida que padecía, en el momento de la intervención pesaba más de 230 kilos, lo convertían en un caso de alto riesgo según fuentes hospitalarias.

Iñaki Lareo Oiarzábal fue operado el pasado lunes en la Unidad de Cirugía Bariátrica del Hospital de Alcoi y posteriormete trasladado a la UCI del centro. Aunque los médicos que le atendieron calificaron la operación de éxito, a los pocos días sufrió una complicación posoperatoria que finalmente no pudo remontar debido a su delicado estado de salud.

Las fuentes médicas consultadas insistieron en que las expectativas de vida de una persona con una obesidad mórbida como la de este joven son muy limitadas, razón por lo que, en muchos casos, prefieren arriesgarse a estas intervenciones tan complejas y peligrosas -la mortalidad supera el 1%- antes de seguir en ese estado.

Después de visitar varias clínicas de Navarra en las que le aconsejaron que adelgazara antes de someterse a la operación, Iñaki Lareo, natural de Santesteban donde residía con su familia, fue remitido a la única unidad pública que realiza este tipo de cirugía en Alicante y que constituye uno de los puntos de referencia a nivel nacional.

Pese a los riesgos que implicaba la intervención Lareo dio su consentimiento incapaz de permanecer por más tiempo en esa situación que le impedía salir de su casa y encontrar trabajo, según explicaron ayer miembros de su familia que ha descartado emprender acciones legales contra el centro conscientes de que la posibilidad de que surgieran complicaciones en el posoperatorio eran altas y que su hijo las asumió.
Iñaki Lareo, que pesaba 230 kilos, falleció a consecuencia de un edema pulmonar
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 9826 veces