Inicio > Secciones > Denuncias > Mirta, la mujer que lucha por los gordos...

Mirta, la mujer que lucha por los gordos...

La batalla personal de Mirta Nieves Sánchez (53) contra la obesidad, la llevó a tomar conciencia de un problema social y a luchar por los derechos y la salud de las personas que padecen este problema.

La historia de su autoimpuesta misión comenzó hace 10 años, cuando se dio cuenta que perdía la pelea contra la obesidad. Hoy, con 160 kilos e imposibilitada de caminar, se siente muerta en vida e inútil.
Sin embargo, ella piensa que no todo está perdido y se anima a pedir que "los legisladores nacionales comprendan que la obesidad es una enfermedad y aprueben la ley que desde hace años duerme en algún cajón del Senado". El proyecto de ley para asistir a los obesos fue impulsado por el doctor Alberto Cormillot en la primera gestión del presidente Carlos Menem, pero aún no tiene tratamiento. Su pelea, asegura, es por otras personas que se sienten discriminadas y hasta olvidadas por una sociedad acostumbrada a criticar y denigrar. Mirta engordó en poco tiempo 90 kilos y, a pesar de que buscó ayuda profesional, concluyó que "en la provincia no existe un gabinete o un equipo médico especializado en la enfermedad; todos lo tratan desde su costado estético, sin saber que cada gordo tiene una situación diferente". Los obesos no tienen cobertura médica. Ninguna mutual ni siquiera las prepagas cubren su tratamiento, que en su mayoría son caros.

Ella quiere operarse, pero los 16.000 pesos de la intervención quirúrgica -que sólo se hace en Buenos Aires-, son para Mirta inalcanzables. Hasta puso en venta su casa para pagarla. "Sé que perderé todo lo que me costó lograr en mi vida, pero estoy desesperada", acotó. Su rostro se enrojece, sus ojos se llenan de lágrimas, su cuerpo tiembla y se quiebra emocionalmente. Mirta es propietaria del hospedaje "La Esperanza". Integraba la Cámara de Turismo de San Rafael. Pero, cuando los kilos fueron aumentando, dejó de lados a sus amigas y los encuentros empresariales. Perdió muchas cosas. "Cómo ya no salgo hasta mi negocio comenzó a declinar.

El año pasado tuvo una crisis muy profunda. Postrada en su cama, ni siquiera podía moverse. Entonces se animó a escribir algunas cartas. Muchos fueron los destinatarios: el ministerio de Salud, la diputada nacional Elisa Carrió y el presidente de la Nación, Fernando de la Rúa. El primer mandatario respondió a su petición afirmando que se trataría de encontrar una solución. Pero ya pasaron 5 meses y hasta ahora nada ocurrió. Mirta conoce de otros casos en el Sur. "Si bien pido por mi situación, hay muchos que pasan por los mismos problemas, pero al no tener una ley que nos ampare (como existe en otros países) no gozamos de ciertos beneficios", expresó. Pone como ejemplo la situación de los discapacitados, que tienen descuentos en los medicamentos hasta asientos asignados en los colectivos. Sabe que el exponerse y exhibirse ante la sociedad es difícil. Por eso en su mayoría quienes sufren la obesidad, se ocultan. Está decidida a reclamar por el instrumento legal. No quiere llegar a la situación vivida hace un tiempo atrás por un hombre tucumano que pesaba 400 kilos. "Hay que ponerse en su lugar y sentir la humillación que vivió esa persona. Quiero luchar con las pocas fuerzas que me quedan hasta lograr mi objetivo", concluyó.



Esta es una copia de la nota aparecida en la edicion del diario Los Andes de Mendoza (Argentina), el dia 19 de abril de 2001 en la direccion : http://www.losandes.com.ar/nota.asp?nrc=21736



Ud. puede escribirle a: MIRTA NIEVES SANCHEZ
La batalla personal de Mirta Nieves Sánchez (53) contra la obesidad, la llevó a tomar conciencia de un problema social y a luchar por los derechos y la salud de las personas que padecen este problema.
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 5769 veces