Inicio > Secciones > Denuncias > Hay medicamentos que ni existen y se venden como milagrosos por internet

Hay medicamentos que ni existen y se venden como milagrosos por internet

 MIQUEL ÁNGEL MAYER DIRECTOR DE WEB MÉDICA ACREDITADA, dirige el programa de acreditación de calidad de páginas con contenidos de salud más extenso de habla española. Promovida por el Colegio de Médicos de Barcelona, Web Médica Acreditada se ocupa de distinguir aquellos portales sanitarios serios y veraces, «para el beneficio del usuario». De su experiencia, Mayer constata que en la red existe «gran cantidad de información sanitaria inadecuada» que pueden «resultar muy peligrosas».

- ¿Por qué surgió el programa?
- Hace diez años detectamos que existía una proliferación cada vez más importante de la información y el interés por los contenidos sanitarios en internet, y que la calidad de esta información muchas veces era dudosa o incluso podía ser peligrosa.
- Por ejemplo...
- El caso del Bio-Bac. Era una producto que se promocionaba a través de internet y se presentaba como un medicamento. Posteriormente se descubrió que no se había dado de alta en la Agencia Española del Medicamento.
- ¿Qué prometía este producto?
- Prometía curar el cáncer, el sida, algunos linfomas... Muchos pacientes con cáncer o con enfermedades terminales pensaron que esta sustancia les podía aliviar su enfermedad o incluso curar. Se jugaba con la desesperación de los pacientes. Finalmente, se descubrió que este medicamento no había seguido ningún tipo de protocolo. Se retiró del mercado pero muchos pacientes habían encontrado en él un tipo de alivio. Era una medicación inocua, pero con efecto placebo. Hubo entonces asociaciones de pacientes que exigieron que el medicamento se volviera a poner en venta.
- El del Bio-Bac fue un caso muy sonado, pero existen otras webs menos conocidas que también tengan sus riesgos...
- En España no se pueden vender medicaciones que requieran una receta médica y a través de internet se están vendiendo. Hay pacientes que, en su desesperación, compran estas medicaciones que en el 90% de los casos son fraudulentas, sus componentes son inciertos o tienen combinaciones con sustancias peligrosas.
- ¿Se refiere a la venta de Viagra por internet?
- El Viagra puede ser un ejemplo. Para conseguirlo se necesitaría una receta médica porque es una sustancia que tiene unas contraindicaciones y si no se utiliza adecuadamente puede ser incluso mortal, pero hay otras medicaciones que ni siquiera existen y se están vendiendo como milagrosas y curativas en internet.
- ¿Y la veracidad del contenido?
- Hay veces que la información se presenta de forma más sutil, no tan milagrosa, pero que recomienda o dice que cura o mejora, o hace perder peso de forma rápida, o da recomendaciones caseras que, en manos de personas sin criterio médico, son peligrosas si no se utilizan adecuadamente. La idea de programas de acreditación como el nuestro es la de controlar estos contenidos e intentar acreditar y compartir la responsabilidad de los profesionales que ofrecen información y servicios a través de internet, para que estén dentro de la legalidad y de la deontología y la ética adecuadas.
- ¿Y cómo debe actuar el usuario?
- Debe saber que es bueno consultar información por internet, pero que también es importante hablar con su médico de referencia antes de tomar ninguna decisión de salud.
- ¿Cuánta información de salud que circula por internet en castellano es fiable?
- La cantidad de páginas web que existe en nuestro medio es inmensa y es imposible controlarlas. Nosotros, en un área más pequeña observamos que existen gran cantidad de información sanitaria inadecuada y que los programas de acreditación lo pueden mejorar. Existen millones de páginas webs sanitarias y es imposible conocer el alcance de todas estas páginas.
- ¿Los pacientes qué buscan en internet?
- El usuario utiliza muy pocas palabras y usa buscadores generales como Google o Yahoo . Pone por ejemplo: Sida o pérdida de peso. Una vez esto, suele visitar las páginas de las primeras diez respuestas. El buscador no realiza ningún tipo de filtro de calidad en las respuestas y aquí viene el gran problema porque el usuario se encuentra información que parece contrastada pero no tiene porqué serlo. Por eso es tan importante formar comunidades virtuales de pacientes, profesionales, instituciones de salud... Y más ahora, con los blogs. Cualquiera puede tener uno y la mayoría de estos tienen opiniones, a veces equivocadas.
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 3678 veces