Inicio > Secciones > Denuncias > Aerolineas de poco vuelo (2)

Aerolineas de poco vuelo (2)

Queridos amigos, Hace ya un tiempo que denuncié un hecho ocurrido en un viaje de cabotaje a Mar del Plata, Argentina, en el año 2000. Hoy quiero reiterar mi denuncia porque pasaron 4 años pero todo sigue igual... o peor!!

En aquella oportunidad, con gran sacrificio, saqué boletos de avión en la onerosa clase business para poder viajar (porque ni siquiera puedo hablar de comodidad o incomodidad, sino de NECESIDAD). Entonces me encontré con que alegremente me informaban que el avión en cuestión no tenía clase business y por lo tanto tenía que viajar en turista o no viajar.
Este año reincidí con Aerolíneas Argentinas y contraté vuelo Buenos Aires-Trelew y Trelew-Buenos Aires. Pensé que ya no valdría la pena pagar tanto por una business y entonces compré lo que denominan "extra seat", es decir, un asiento extra en clase turista.
Por $440 extra, todo perfecto, hasta mi llegada al avión, cuando comprobé que el posabrazos que divide cada asiento... no se levantaba!!!! O sea que tenía dos asientos que no podía aprovechar porque estaban separados por un posabrazos!!!!
De inmediato llamé a la azafata que me miró como si fuera una especie de fenómeno y sin saber qué hacer terminó llamando a personal de tierra. Subieron al avión, hablaban a viva voz, haciendo de esto una humillación increíble ya que todos los pasajeros observaban y comentaban lo sucedido por lo bajo, y entonces optaron por darme un asiento en business, que gracias a Dios existía, porque me pregunto, ¿qué hubieran hecho si la clase business hubiera estado completa??
Ni bien llegué a destino comenté lo sucedido a mi coordinadora y a mi agencia de viajes, quienes en vano intentaron una solución por parte de Aerolíneas. Nadie podía asegurarme cómo viajaría a mi regreso.
Así es como me "empujaron" a cambiar mi extra seat por un asiento en business, bajo la promesa de devolverme la diferencia del primer vuelo.
En el vuelo de regreso, menos mal que tenía clase business porque los posabrazos nuevamente eran fijos.
Conclusión: en esta aerolínea me vendieron un servicio que no tienen, pasé un mal momento indescriptible y una incertidumbre y agonía durante todo mi viaje que no le deseo a nadie.
Ah... y respecto a la devolución del importe que aboné demás, me dieron una nota de crédito EN VUELOS, por $73. O sea que encima me obligan a consumir, porque por ese importe no puedo viajar a ningún sitio.
Ahora me contacté con un organismo de discriminación internacional ( les recomiendo visitar la página: www.discriminacion.org ) y pienso seguir el reclamo hasta el final, por mí y por otros, para sentar precedente.
Tenemos mucho por hacer juntos. No bajemos los brazos y luchemos porque nos consideren personas. No somos nosotros quienes tenemos que sentirnos mal, sino los demás por discriminarnos.
Si alguien de ustedes comparte mi lucha y quiere que aunamos fuerzas, por favor escriban a :
Muchas gracias.
Carina Bertolio
Queridos amigos, Hace ya un tiempo que denuncié un hecho ocurrido en un viaje de cabotaje a Mar del Plata, Argentina, en el año 2000. Hoy quiero reiterar mi denuncia porque pasaron 4 años pero todo sigue igual... o peor!!
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 4954 veces