Inicio > Salud > Un equipo medico logra curar la diabetes tipo II con cirugía para obesos

Un equipo medico logra curar la diabetes tipo II con cirugía para obesos

Un equipo de investigación del hospital Río Hortega detecta cambios hormonales tras la operación que influyen en el nivel de glucemia

Un equipo del Río Hortega ha logrado curar la diabetes tipo II en ratas con cirugía destinada originariamente al tratamiento de la obesidad.

La cirugía bariátrica, la empleada con obesos mórbidos, conlleva en aquellos pacientes que además padecen diabetes mellitus, una reducción de las necesidades de insulina e, incluso, la curación de la enfermedad. Este efecto, aunque no es el perseguido con este tipo de intervenciones, es un beneficio añadido que tradicionalmente se ha justificado por el descenso de calorías consumidas o por la pérdida de peso.

Sin embargo, la curación de la diabetes llega demasiado pronto. En cuatro o cinco días tras la cirugía ya hay un descenso de necesidades de insulina. Además, la pérdida de peso se constata realmente a los dos años y las calorías consumidas tras la operación, en torno a las 1.200 ó 1.800, no justifican tales consecuencias.

Para constatar que es la cirugía de estómago, concretamente el 'bypass' gastroduodenal, la responsable de la curación de la diabetes mellitus, incurable por otra parte desde un punto de vista médico, y que tal resultado puede lograrse asimismo en casos sin obesidad, un equipo del Río Hortega ha realizado una investigación con ratas.

La Unidad de Apoyo a la Investigación del Río Hortega, el Instituto de Endocrinología y Nutrición de la Facultad de Medicina y el Servicio de Cirugía Bariátrica del mismo hospital han trabajado en una investigación sobre los efectos que produce 'puentear' una parte del estómago sobre la regulación hormonal y el perfil glucémico.

Dinamarca

El equipo trabajó con doce ratas diabéticas no obesas (Goto-Kakizaki) importadas de Dinamarca. La mitad fue intervenida y las otras seis configuraron el grupo de control sin operación. Los investigadores realizaron medidas de peso y de glucemia antes y después de la cirugía, a la semana y al mes.

Las seis ratas del grupo 1 recibieron azúcar, introducida por boca en una jeringuilla, en el preoperatorio y el equipo midió su nivel de glucosa en sangre a los cero minutos, a los diez y a las dos horas. Una vez operadas, los investigadores realizaron un test de sobrecarga oral de glucosa que constató un descenso de azúcar a la semana y al mes de haber sido operados los animales.

El grupo 2 consumió la misma cantidad de azúcar pero al no ser intervenido quirúrgicamente, los roedores mantenían al mes cifras muy elevadas de glucosa.

Al pasar los alimentos por la región duodenoyeyuna se produce una serie de procesos hormonales que tienden a elevar los niveles de azúcar en la sangre. Con esta operación se elimina esta sección y, por lo tanto, se reduce este proceso metabólico de forma que mejora el control de la diabetes tipo II. El procedimiento se llama exclusión duodenoyeyunal y consiste en cortar la región de duodeno, en la parte baja del estómago, y del yeyuno (región del intestino delgado) del sistema digestivo.

Este 'bypass' mejora el control glucémico al provocar cambios hormonales, «hay un descenso significativo de los niveles de leptina y, de forma más leve, de glucagón sin modificar el peso», explican el endocrino Daniel de Luis y el cirujano David Pacheco.

El equipo inició esta investigación el año pasado y ya puede asegurar que la cirugía bariátrica, aunque sin necesidad de que sea restrictiva, es decir, sin quitar estómago, «se abre como vía terapéutica para tratar la diabetes tipo II», explica el doctor Pacheco.

«Ahora -añade De Luis- comienza una nueva fase de investigación, queremos ver cómo funciona el páncreas, cuál es el mecanismo celular que ocasiona estos cambios y posteriormente habría que pasar a ensayos con humanos; pero hay que ser prudentes», añade. Ahora falta la financiación para este proyecto.

Consenso

El equipo del Río Hortega comparte con otros investigadores esta línea de trabajo y cita así a los de los doctores Rubino o Pories.

La pasada primavera, Roma acogió una conferencia internacional promovida por la Asociación Americana de Diabetes que reunió a numerosos expertos. Este encuentro promovió la necesidad de diseñar por consenso en el futuro a qué tipo de pacientes diabéticos iría dirigida esta terapia, qué intervención sería la más ajustada y otros criterios, dado que no «deja de ser una solución muy agresiva», destaca Pacheco.
Un equipo de investigación del hospital Río Hortega detecta cambios hormonales tras la operación que influyen en el nivel de glucemia
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 9085 veces