Inicio > Salud > Triglicéridos, diabetes y obesidad causan el Síndrome Metabólico

Triglicéridos, diabetes y obesidad causan el Síndrome Metabólico

El infarto del miocardio, según la literatura médica de la época de los griegos y aún la de principios del siglo XXI, ocurría en gente mayor de 65 años; sin embargo, en la actualidad este evento es cada vez más frecuente en jóvenes de 30 años

La obesidad abdominal, que implica tener una cintura mayor de 84 centímetros en la mujer y de 93 en el hombre, aunada a uno de los siguientes factores: triglicéridos elevados, baja cantidad de colesterol bueno (HDL), hipertensión arterial o diabetes, evidencian el Síndrome Metabólico, el cual representa un riesgo inminente para sufrir infarto agudo del miocardio o infarto cerebral, primera y tercera causas de muerte en el mundo.

Abraham Salvador Majluf Cruz, jefe de la Unidad de Investigación Médica en Trombosis, Hemostasia y Heterogénesis del Hospital General Gabriel Mancera, explicó a Crónica que el infarto cerebral es la primera causa de discapacidad a en México y en el mundo.

Si hay daño en parte del cerebro y en medio cuerpo no hay movilidad, el afectado no podrá caminar; si pierde la visión de un ojo, disminuirá su capacidad laboral; si presenta afasia, verá reducida la capacidad de comunicarse mediante el lenguaje, oral y escrito, abundó.
En el mejor de los casos, señaló, “el afectado mantiene parte de las funciones para llevar a cabo ciertas actividades, pero en el peor termina postrado en cama o en silla de ruedas sin poder moverse por sí mismo”.


Explicó que el síndrome metabólico “realmente no es una enfermedad, es un conjunto de enfermedades o de fenómenos patológicos”, cuya trascendencia es que al final se van a traducir en enfermedades aterotrombóticas como los infartos del miocardio y el cerebral, que son los problemas de salud pública más importantes en el país y en el mundo, dijo
Si se pudiera dibujar una línea continua acerca de qué está ocurriendo en este sentido en la población mexicana, dijo, se apreciaría que este grave problema empieza con la obesidad, la cual progresa al Síndrome Metabólico y termina en infartos.

Factores.
La obesidad, señaló, es el eje fundamental del Síndrome Metabólico y un estado totalmente anormal para el ser humano o cualquier otro organismo viviente; solamente aquellos animales que se encuentran en cautiverio o viviendo con el hombre desarrollan esta condición no natural y patológica.

De hecho, por ejemplo, se tiene perfectamente establecida la relación que hay entre obesidad y el desarrollo de ciertos cánceres, como el de mama, pulmón, cérvico-uterino y páncreas.

El problema al que nos enfrentamos, detalló Majluf Cruz, es que en general “tenemos una pobre percepción de la obesidad, porque seguimos pensando todavía que es sinónimo de poder económico, de riqueza, de bienestar”, cuando en realidad se debe concebir como una enfermedad.

Para el desarrollo de obesidad, añadió, se tienen dos condiciones fundamentales: primero, una carga genética en la población mexicana muy específica, que estuvo ahí durante mucho tiempo sin dar problemas pero que el influjo de las modalidades de comida ha modificado su comportamiento, porque ahora más que nunca se consumen alimentos artificiales, llenos de conservadores, de bajo valor biológico y abundantes carbohidratos; y segundo, la falta de ejercicio.

Indicó que el infarto del miocardio, según la literatura médica de la época de los griegos y aún la de principios del siglo XXI, ocurría en gente mayor de 65 años; sin embargo, en la actualidad este evento es cada vez más frecuente en jóvenes de 30 años.
El infarto del miocardio, según la literatura médica de la época de los griegos y aún la de principios del siglo XXI, ocurría en gente mayor de 65 años; sin embargo, en la actualidad este evento es cada vez más frecuente en jóvenes de 30 años
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 10566 veces