Inicio > Salud > Recomiendan una dieta saludable para "levantar el ánimo"

Recomiendan una dieta saludable para "levantar el ánimo"

Una dieta saludable y balanceada no sólo se ve reflejada en la disminución de esos kilitos de más, sino que, además, ayuda a mejorar notablemente los estados de ánimos

 La correcta combinación de los alimentos ayuda al funcionamiento del cerebro y el sistema nervioso, mejorando los niveles de concentración, memoria y disminuyendo la ansiedad, irritabilidad y el cansancio

Una dieta saludable y balanceada no sólo se ve reflejada en la disminución de esos kilitos de más, sino que, además, ayuda a mejorar notablemente los estados de ánimos.

Así lo dio a conocer la nutricionista del Hospital Clínico Viña del Mar, Susanne Ferrand, quien explicó que existen diversos nutrientes que inciden directamente en el comportamiento debido a su participación en el funcionamiento del sistema nervioso.

Dentro de estos componentes alimenticios los más importantes son los hidratos de carbono, fuente indiscutida de glucosa y uno de los nutrientes energéticos más utilizados por el cerebro. Éstos se encuentran en el pan, arroz, cereales, papas, frutas, miel, entre otros.

Para obtener un adecuado nivel de glucosa en la sangre, la recomendación – indicó la nutricionista – es comer estos alimentos tres a cuatro veces durante el día, en horarios y porciones regulares y sin dejar pasar más de 4 horas entre comidas. “La carencia de glucosa provoca irritabilidad, cansancio, falta de memoria, nerviosismo o mareos. Por esto es muy negativo, por ejemplo, saltarse comidas tan importantes como el desayuno, hábito muy arraigado en los chilenos”.

Otro de los nutrientes relevantes para mejorar los estados de ánimo, es el triptófano, aminoácido esencial que al metabolizarse se convierte en serotonina también conocida como la “hormona de la humor”. “El aporte constante de este componente en el sistema nervioso, que se encuentra en las yemas de huevos, pescados, lácteos, frutas como la piña, el plátano o la palta y germen de trigo, regula los estados de ánimos y se relaciona con la obtención de un sueño saludable y reparatorio”, precisó la profesional.

En tanto, las vitaminas del complejo B, son las que tienen mayor participación en el funcionamiento del cerebro y del sistema nervioso, por lo que su carencia puede provocar estados de nerviosismo, fatiga, pérdida de memoria e incluso una depresión. Esta vitamina abunda en las carnes, pescados, harinas integrales, legumbres y vísceras.

Susanne Ferrand agregó que, por otro lado, está comprobado que el hierro mejora el rendimiento escolar o laboral, por esto es esencial la ingesta de mariscos, carnes y frutos secos oleaginosos como el maní, almendras y nueces. “Para una mejor absorción del hierro es recomendable acompañarlo con cítricos como el limón, kiwi o naranja” 

Finalmente, el consumo de ácidos grasos esenciales como los que se encuentran en los frutos secos, cereales, palta y soya, es fundamental para el organismo porque forman parte de las neuronas y, por lo tanto, tienen una importante participación en el funcionamiento del sistema nervioso. “Su continua ingesta ayuda a mejorar la capacidad de reacción de las personas”, contó la nutricionista.


ESTIMULANTES
La contraparte de estos nutrientes son aquellos alimentos que contienen sustancias excitantes que aceleran el sistema nervioso como el café, té y chocolates. “El abuso en el consumo de estos alimentos puede provocar dependencia, nerviosismo o agravar la excitación. Además por el hecho de encubrir o solapar un estado de cansancio, provoca un desgaste excesivo, influyendo también en el ciclo del sueño”, puntualizó Susanne Ferrand.

Una dieta saludable y balanceada no sólo se ve reflejada en la disminución de esos kilitos de más, sino que, además, ayuda a mejorar notablemente los estados de ánimos
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 8087 veces