Inicio > Salud > Pretenden combatir el síndrome metabólico

Pretenden combatir el síndrome metabólico

Sobrepeso, hipertensión y diabetes, un trío peligroso

El síndrome metabólico es una de las enfermedades cada vez más frecuentes entre la población en México, por lo que la obesidad o sobrepeso es un problema de salud que se extiende en toda la República y, de manera significativa, en Yucatán y el sureste del país, por lo que Mérida ya tiene su primera “escuela para gordos”.

El cardiólogo Fernando Herrera Sánchez, de la clínica de prevención y atención integral de enfermedades cardiometabólicas de la Universidad Autónoma de Yucatán informó que la obesidad se ha convertido en pandemia.

Si a este problema se unen otros, como la hipertensión y la diabetes, entonces surge un enemigo más peligroso, cuyo nombre, cada día, adquiere mayor notoriedad. “Hablamos del síndrome metabólico”, destacó el especialista, quien encabeza a profesionales que laboran en la nueva dependencia de la UADY se dedican a la atención de personas con problemas de hipertensión, diabetes, obesidad y dislipidemias. Semanalmente, comentó el cardiólogo, acuden a consulta unas 45 personas y otro número similar lo hace a las áreas de rehabilitación y de nutrición.

Lo que está originando que el síndrome tenga cada día mayor presencia, según el cardiólogo Herrera Sánchez, es algo simple y sencillo: “La causa central es el estilo de vida actual de las personas. Esta forma de vida tiene dos elementos centrales: la dieta y el sedentarismo, es decir, la falta de actividad física, sin olvidar a un tercero: la condición genética de los habitantes”, puntualizó.

El síndrome no se soluciona sólo con fármacos. Para enfrentarlo es importante integrar el tratamiento médico con un programa de ejercicio físico supervisado.

Es posible revertir esta situación, pues la mayoría de las personas pueden lograr su recuperación, regresar a sus límites de peso y colesterol. “Sin embargo, la piedra angular para lograrlo es el ejercicio. Los especialistas podemos “atiborrar” de medicinas a los pacientes, pero si éstos no adquieren conciencia de ejercitarse, el tratamiento está destinado al fracaso, dijo.

Por este motivo indicó que una de las acciones de la clínica de prevención y atención integral de enfermedades cardiometabólicas es trabajar creando conciencia entre los pacientes y, especialmente, entre los familiares de éstos.

Por sí sola, la persona con el problema no puede salir adelante; por eso la dependencia recurrió a psicólogos y nutriólogos para fomentar el trabajo en grupos, promover una dieta sana y ejercicio físico adecuado en el paciente y entre los integrantes de su familia.
Sobrepeso, hipertensión y diabetes, un trío peligroso
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 5272 veces