Inicio > Salud > Para el diario La Nacion, cuidar el corazón es una tarea que comienza por los hábitos

Para el diario La Nacion, cuidar el corazón es una tarea que comienza por los hábitos

En las mujeres, la enfermedad coronaria es la principal causa de muerte.
Si bien la sufren en mayor medida que los varones, algunos factores de riesgo, como la diabetes, la perjudican más que a ellos.
La mortalidad por infarto es superior en el sexo femenino.

"La enfermedad coronaria no sólo es una enfermedad masculina... Muchas mujeres creen que el cáncer es la principal amenaza para su salud, pero están equivocadas. De hecho, la enfermedad coronaria, causante del infarto de miocardio, es la principal causa de muerte entre las mujeres norteamericanas", afirma la American Heart Association.

"Igual que en la mayoría de los países desarrollados, en la Argentina las afecciones cardiovasculares constituyen la principal causa de muerte -agrega el doctor Mario Ciruzzi, director del Area de Investigación de la Sociedad Argentina de Cardiología (SAC)-. Según estadísticas norteamericanas que pueden ser extrapoladas a nuestro país, una de cada nueve mujeres entre 45 y 64 años presenta alguna forma de afección coronaria; después de los 65, una de cada tres."

En la mujer, el cuidado y control de los diferentes factores de riesgo cardiovasculares (hipertensión e hipercolesterolemia, obsesidad, tabaquismo, sedentarismo y diabetes) debe ser aún más extremo que en los varones, pues algunos de estos factores tienen un impacto mayor sobre el corazón femenino que sobre el de su pareja.

Según el doctor Ciruzzi, "en la mujer, el tabaquismo impacta más que en el hombre sobre el riesgo cardiovascular. El estudio Fricas (realizado en América latina) reveló que el varón que fuma más de 25 cigarrillos diarios tiene cinco veces más riesgo de sufrir un evento coronario, mientras que en la mujer que fuma esa misma cantidad el riesgo es nueve veces mayor".

Con la diabetes sucede algo parecido. "La diabetes es un factor que en los varones duplica el riesgo de sufrir una afección coronaria, pero que en la mujer lo triplica", comenta Ciruzzi, también jefe de la Unidad de Internación del hospital Pirovano.

Si lo dicho hasta aquí no resulta razón suficiente como para convencer a las lectoras de cuidar con más ahínco su corazón, veamos entonces otras razones. "Todavía no sabemos por qué, pero la mortalidad de una mujer que sufre un infarto y es internada en la unidad coronaria es mayor que la del hombre -apunta el doctor Ciruzzi-. Lo mismo sucede en relación con la cirugía coronaria (no así con la angioplastia)."

Un par de datos consignados por la American Heart Association confirma lo dicho por Ciruzzi. Uno: el 38% de las mujeres que sufren un infarto muere en los siguientes doce meses; en los varones esto sucede en el 25% de los casos. Dos: durante los seis años posteriores a un ataque cardíaco el riesgo para los varones de sufrir un nuevo episodio es del 18%, pero para las mujeres el riesgo es del 35 por ciento.

¿Algo a favor del corazón femenino? Bueno, podría decirse que tienen más tiempo para poner en caja sus factores de riesgo. "En general, la mujer desarrolla la enfermedad coronaria diez años más tarde que el varón -afirma Ciruzzi-. El promedio de edad masculina para el infarto es 55 años, el femenino 65."

"Lo que sucede es que hasta la menopausia la mujer cuenta con la presencia de los estrógenos en sangre, que protegen su corazón -explica-. Pero cuando éstos se retiran, comienza a aumentar la frecuencia de hipertensión arterial, los niveles de colesterol y la probabilidad de desarrollar una enfermedad coronaria."

Por todo esto, más vale pensar en medidas de prevención. O, en palabras de Ciruzzi, "mantener bajos los niveles de colesterol en sangre y bajo control la presión arterial, no fumar o dejar de hacerlo, mantener normales los niveles de glucosa en sangre, hacer ejercicio en forma regular, y evitar el sobrepeso y la obesidad".

En las mujeres, la enfermedad coronaria es la principal causa de muerte.
Si bien la sufren en mayor medida que los varones, algunos factores de riesgo, como la diabetes, la perjudican más que a ellos.
La mortalidad por infarto es superior en el sexo femenino.
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 5152 veces