Inicio > Salud > Nueva herramienta para combatir la hipertensión

Nueva herramienta para combatir la hipertensión

Evita la labor excesiva del músculo cardíaco sin efectos secundarios. En Chile ya contaba con la autorización del ISP para tratar la hipertensión en personas que habían sufrido un infarto al miocardio

Los pacientes hipertensos no son pocos. De acuerdo a las cifras de la última Encuesta Nacional de Salud (2003), una de cada tres personas adultas tienen hipertensión arterial y entre los mayores de 45 años, la proporción crece hasta llegar a más de la mitad. No por nada, las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en varios paises.

En los pacientes hipertensos, con insuficiencia cardíaca o diabetes, el mecanismo por el que se regula la retensión de sal y agua (reninoangiotensina) no funciona bien y por ello es necesario equilibrarlo y disminuir la presión arterial.

Para estos pacientes, ciencia y farmacéutica avanzan de la mano para conseguir nuevos medicamentos y mejorar los ya existentes.


El mes pasado, la oficina de Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos (FDA) aprobó el uso de Valsartán, una nueva droga hipotensora para los pacientes con presión alta que ya han sufrido un infarto al miocardio o tienen otras complicaciones como diabetes, o una insuficiencia cardíaca.


Según explicó el doctor Archie Glenny, gerente médico del área cardiovascular para la sub región Sur de Novartis, laboratorio que realizó las investigaciones y es dueño de la marca original en Chile, en los pacientes ya infartados o con riesgos asociados, es necesario una terapia combinada que incluye tres elementos. Uno de ellos es un inhibidor de las enzimas convertidoras de angiotensina.


El cardiólogo y farmacólogo de la Universidad de Chile, Juan Carlos Prieto, dice que la angiotensina es un potente vasoconstrictor que favorecen la hipertrofia de las paredes del ventrículo del corazón. Los inhibidores de las enzimas que convierten este vasoconstrictor, evitan el excesivo trabajo del corazón.

Valsarán, realiza la misma función y “reduce el trabajo del corazón”, pero como antagonista y no como inhibidor.

La terapia combinada para los pacientes más complicados ya sea con inhibidores o antagonistas, disminuye la mortalidad y el número de infartos.


Sin embargo, pese a los buenos pronósticos, cerca de un 20% de los pacientes no pueden recibir inhibidores porque les provoca una tos seca muy molesta e inflamación de las capas profundas de la piel (angiodema). Para ellos, está indicado Valsartán que evita la labor excesiva del músculo cardíaco sin efectos secundarios.

Evita la labor excesiva del músculo cardíaco sin efectos secundarios. En Chile ya contaba con la autorización del ISP para tratar la hipertensión en personas que habían sufrido un infarto al miocardio
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 7127 veces