Inicio > Salud > Las mujeres corpulentas parecen enfrentarse a un menor riesgo de cáncer de mama

Las mujeres corpulentas parecen enfrentarse a un menor riesgo de cáncer de mama

Las mujeres cuyo IMC actual era de 30 o más (consideradas obesas) tenían un riesgo 19% inferior de cáncer de mama en comparación con aquellas cuyo IMC se hallaba entre el 20% y 22,4% del rango normal

Una investigación reciente de la Harvard Medical School (Estados Unidos) publicada en “Archives of Internal Medicine” señala que la mujeres que son más robustas en los primeros años de su edad adulta presentan un menor riesgo de desarrollar cáncer de mama antes de llegar a la menopausia.

Este hallazgo confirma y complementa investigaciones anteriores que sugerían que un mayor tamaño corporal antes de la menopausia ayuda a evitar el cáncer de mama. Con todo, los expertos indican que eso no es, de ninguna manera, una licencia para que las mujeres aumenten de peso.

Para este estudio, el equipo dirigido por la Dra. Karin B. Michels dieron seguimiento a los resultados de más de 113,000 mujeres premenopáusicas que participaron en el Nurses' Health Study II, un grupo de enfermeras registradas en la investigación llevada a cabo desde 1989. A estas mujeres se les hizo seguimiento hasta 2003 o hasta que desarrollaron cáncer de mama o en otra localización, murieran o alcanzaran la menopausia.

Las mujeres cuyo IMC actual era de 30 o más (consideradas obesas) tenían un riesgo 19% inferior de cáncer de mama en comparación con aquellas cuyo IMC se hallaba entre el 20% y 22,4% del rango normal.

Las mujeres cuyo IMC, a los 18 años, era de 27,5 o más (que se considera exceso de peso) tenían un riesgo 43% inferior de desarrollar cáncer de mama, en comparación con aquellas cuyo IMC, a los 18, había estado entre 20 y 22,4.

"Es cierto que hemos visto esta relación inversamente proporcional entre el IMC y el cáncer de mama antes de la menopausia, pero lo nuevo es que cuanto más joven sea la mujer, más contundente se hace esta relación", ha indicado la Dra. Michels. "El IMC en los primeros años de la adultez es más importante que en el pasado más inmediato".

Estos datos se mantuvieron incluso tras ajustar patrones del ciclo menstrual e infertilidad por trastornos ovulatorios (generalmente síndrome poliquístico del ovario o el uso de píldoras anticonceptivas).

Por ahora, los hallazgos podrían ser más pertinentes para investigadores que para pacientes. "Este estudio no tiene necesariamente implicaciones clínicas, a parte de decirnos que tenemos que mantenernos alerta en los primeros años de la adultez y que son importantes", sostiene la Dra. Michels.

Las mujeres cuyo IMC actual era de 30 o más (consideradas obesas) tenían un riesgo 19% inferior de cáncer de mama en comparación con aquellas cuyo IMC se hallaba entre el 20% y 22,4% del rango normal
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 5672 veces