Inicio > Salud > La pildora que no es magica

La pildora que no es magica

Desde julio de 1998 un medicamento que produce adelgazamiento se puede encontrar en las vitrinas de las farmacias.

La existencia de esta nueva píldora ha generado un nuevo movimiento en el mercado de los medicamentos, tanto es así que la Organización Mundial de la Salud (OMS) debió considerar una nueva clasificación de drogas antiobesidad a partir de la presentación del orlistat.
La droga está a la venta bajo el nombre comercial Xenical luego de haber sido probado en un estudio clínico con 880 pacientes durante dos años en la Clínica Roosvelt de Nueva York y en el Centro de Investigación Clínica de Chicago.
Los resultados parecen ser alentadores. En estudios clínicos subsiguientes que incluyeron a 7200 pacientes durante uno y dos años, la píldora demostró reducir, en promedio, un diez por ciento del peso corporal.
Otras investigaciones consistieron en dividir el grupo de pacientes de manera tal que algunos fueron tratados con orlistat y otros recibían placebo, una sustancia inocua que simulaba ser el medicamento para obtener resultados comparativos; se comprobó que las personas que utilizaron la droga disminuyeron su peso casi el doble que quienes no lo hicieron.

¿Cómo actúa esta píldora?
Durante el proceso de digestión hay dos tipos de enzimas encargadas de fraccionar las grasas ingeridas y convertirlas en partículas que puedan ser absorbidas en el nivel de los intestinos, estas son las lipasas gástricas y pancreáticas.
El mecanismo de acción de esta droga consiste en unirse a las lipasas y bloquear parcialmente la absorción de grasas para que estas sean eliminadas directamente en la materia fecal y no resulten incorporadas al organismo. La inhibición de las lipasas produce una reducción de aproximadamente el 30% en la absorción de las grasas.

¿Cómo usarlo?
El orlistat se vende bajo receta y sólo puede ser consumido por los mayores de 15 años y mujeres que no estén embarazadas.
El laboratorio Roche, encargado de comercializarlo, sugiere combinar la ingesta con el desayuno, el almuerzo y la cena. La dieta de alimentos que precise la cantidad exacta de grasas que formarán parte de la rutina del paciente debe ser indicada por el médico porque de lo contrario puede producir efectos adversos.

Virtudes y defectos del medicamento
"Entre las virtudes que tiene esta droga puede destacarse que tiene acción específica, es decir que actúa sobre el intestino sin ingresar en el torrente sanguíneo" dijo Daniel De Girolami, medico nutricionista del Hospital de Clínicas y docente de la Facultad de Medicina de la universidad de Buenos Aires (UBA).
Médicos y nutricionistas aseguran además, que el fármaco logra que los pacientes aumenten su ingesta calórica sin recuperar el peso que se ha reducido.
La doctora Rosa La Banca, médica especialista en obesidad y miembro de la Sociedad Argentina de Obesidad y Trastornos Alimentarios (SAOTA) , opinó que "es un buen medicamento. Disminuye en un 10% el peso corporal de los pacientes. Además mejora el nivel de azúcar en la sangre y reduce los valores del colesterol". La reducción del colesterol es producto de la disminución significativa de los depósitos de grasa visceral y subcutánea; efecto positivo de la ingesta de la píldora.

Los especialistas coinciden en señalar que es indispensable el estricto control médico, aunque los efectos adversos que podría provocar la medicación se pueden prevenir y son transitorios. La medicación es de amplia tolerancia y los efectos secundarios más comunes registrados fueron no sistémicos y no se ve afectado el sistema nervioso central. "Lo que puede ocurrir es que se sientan malestares gastrointestinales, deposiciones oleosas o de menor consistencia que lo habitual. Eso dura un corto período, hasta que el organismo se adapte", dice De Girolami.

Otro de sus efectos no deseados es que no permite incorporar las vitaminas que se absorben en el intestino, que se disuelven y viven con la grasa. Un tema no menor es su elevado costo. El precio de cada caja con la cantidad necesaria para la ingesta de un mes, según indicaciones sugeridas, asciende a $148,60 y no hay ninguna obra social que cubra este gasto.

Algunas reflexiones
A la luz de los estudios médicos pertinentes parece ser innegable el efecto químico que produce la píldora, obteniendo como resultado final la reducción de las grasas en el organismo. Pero, retomar el peso corporal ideal para cada uno no es un mecanismo que mantiene una relación causa efecto con una sola variable. Este proceso está íntimamente ligado a hábitos, planificados o no, que hacen a nuestras características personales.

Razones emotivas, hereditarias, de sedentarismo, de hábitos alimenticios, son cuestiones "de peso" que hacen a la masa corporal. Esta es la razón por la que el Xenical es un medicamento y no un "remedio" a la problemática de la obesidad.
En definitiva los seres humanos somos un sistema, ¿o no?
Desde julio de 1998 un medicamento que produce adelgazamiento se puede encontrar en las vitrinas de las farmacias.
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 9600 veces