Inicio > Salud > La obesidad y el tabaquismo, peligrosa combinación

La obesidad y el tabaquismo, peligrosa combinación

Los jóvenes que tienen sobrepeso y que son fumadores activos e incluso pasivos tienen mayores probabilidades de ser víctimas de algún padecimiento cardiovascular como el síndrome metabólico

Un nuevo estudio descubrió que la obesidad y el tabaco son una peligrosa combinación cardíaca para los adolescentes, incluso cuando se inhala de manera pasiva.

“Una gran parte de la atención pública pasó del tabaquismo a la obesidad”, dice el doctor Michael Weitzman, principal investigador y profesor de medicina en la Escuela de Medicina y Odontología de la Universidad de Rochester. Los resultados del estudio realizado en alrededor de 2,300 adolescentes entre 12 a 17 años se publicaron en en un reporte de la revista Circulation. En él se detalla que los que estaban pasados de peso y habían estado expuestos al humo de cigarro tenían más probabilidades de padecer el síndrome metabólico, una constelación de factores como hipertensión arterial, colesterol elevado y niveles altos de azúcar en la sangre, lo que aumenta el riesgo de ataque cardíaco, embolia y otros problemas cardiovasculares.

El nuevo reporte “es el primer estudio en cualquier grupo de edad que muestra el vínculo entre la exposición al humo de cigarro y el síndrome metabólico”, explica el doctor Weitzman. “Usa una medición biológica de exposición para el tabaquismo pasivo”.

El marcador indica el nivel de cotinina en la sangre, una molécula producida cuando el hígado sintetiza la nicotina. El 1.2% de los participantes, cuyos niveles de cotinina no indicaban exposición al humo de cigarro, tenían el síndrome metabólico, el 8.7% de los que fumaban tenían el síndrome así como el 5.4% de aquellos que estuvieron expuestos al humo del cigarro. En cuanto a los adolescentes que estaban pasados de peso o próximos a estarlo y que estuvieran expuestos al humo del cigarro se descubrieron mayores peligros. Sólo 5.6% de los adolescentes pasados de peso que no fumaban tenían síndrome metabólico, en comparación con 23.6% de los que fumaban y 19.6% de los expuestos al humo de cigarro.

“Estar cerca de fumadores puede aumentar cinco veces el riesgo de padecer el síndrome; el tabaquismo activo lo aumenta seis veces”, advierte, incluso “los efectos ocurren a niveles bajos de exposición.” Debido a que con frecuencia el síndrome metabólico conduce a problemas médicos graves en etapas posteriores de la vida, “el 30% o más de los niños que crecen en familias donde hay alguien que fuma están peligro de morbilidad y mortalidad”, expresa.

Los jóvenes que tienen sobrepeso y que son fumadores activos e incluso pasivos tienen mayores probabilidades de ser víctimas de algún padecimiento cardiovascular como el síndrome metabólico
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 6457 veces