Inicio > Salud > La obesidad no deja hacer muchas pruebas

La obesidad no deja hacer muchas pruebas

Un estudio publicado en el último 'Radiology' ha puesto de manifiesto otro inconveniente, bastante serio, de estar obeso: los obstáculos que plantea el gran volumen corporal a la hora de realizar pruebas de imagen, como escáneres, radiografías o ecografías

Según parece, éstos impedimentos no se derivan sólo de las dificultades que tienen los obesos para entrar en los tubos de la Tomografía por Emisión de Positrones (PET), de la Tomografía Axial Computerizada (TAC) o de la Resonancia Magnética (RM). Además, el exceso de tejido adiposo impide que los rayos X o que las ondas de ultrasonido actúen eficazmente a la hora de 'ver' el interior del paciente.

La mayoría de los fabricantes de estos dispositivos ya están diseñando escáneres con aberturas y tubos más amplios; aunque el elevado coste está frenando su evolución. Sin embargo, para otro tipo de maquinaria, como los ecógrafos o los rayos X, no es tan sencillo.

«No podemos hacernos una idea de lo que tiene el paciente simplemente porque no alcanzamos a visualizar sus órganos; sólo vemos una pantalla con nieve [en el caso de las ecografías] y, por ejemplo, un paciente puede sentir dolor a causa de un tumor, de una apendicitis o de cualquier otro proceso inflamatorio», resume uno de los autores.

Por otro lado, los científicos, que han revisado las pruebas de diagnóstico por imagen de todos los pacientes del Hospital General de Massachusetts (EEUU) entre 1989 y 2003 insisten en que «este problema está afectando a toda la especialidad de radiología y se ha ido agravando en los últimos 15 años».

Un estudio publicado en el último 'Radiology' ha puesto de manifiesto otro inconveniente, bastante serio, de estar obeso: los obstáculos que plantea el gran volumen corporal a la hora de realizar pruebas de imagen, como escáneres, radiografías o ecografías
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 3106 veces