Inicio > Salud > La hipertensión: Qué hacer ?

La hipertensión: Qué hacer ?

¿Sabías que nueve de cada diez individuos afronta riesgos de hipertensión? Es decir, millones de personas padecen de presión alta, muchas de ellas no lo saben, razón por la cual no pueden combatirla.

Según el estudio cardíaco Framingham realizado por un período de 22 años en el cual se estudiaron a 1298 personas de 55 o más años los resultados arrojados fueron sorprendentes. La posibilidad de padecimiento de hipertensiones fue del 90%. Paralelamente se llegó a la conclusión de que quienes sufren de hipertensión no reciben los cuidados pertinentes o adecuados e incluso 1/3 de quienes padecen hipertensión ni siquiera están al tanto.

Si bien los factores genéticos, el sobrepeso o la edad influyen en la presión arterial, este padecimiento puede surgirle a cualquier persona. Como su detección es sumamente complicada debido a que cuando ya surgen los síntomas, los daños producidos han alcanzado perjuicios considerables, lo ideal es realizarse chequeos regularmente y prevenirla.

La presión consta de dos índices: el sistólico y el diastólico. El índice sistólico óptimo es 120, mientras que el diastólico es 80, aunque una presión de 129/84 es perfectamente normal. Cuando la diferencia que surge entre ambos índices alcanza 60 o más, que es lo que se conoce como presión de pulso; se convierte en un serio indicador de riesgo de derrame cerebral.

Como la presión varía y fluctúa por varias razones, como por ejemplo luego de hacer el amor o levantar pesas en el gimnasio, es necesario basarse en varias lecturas para realizar un diagnóstico serio.

En muchos casos para controlar la presión se recetan diversos medicamentos.

Hay seis clases diferentes: diuréticos, betabloqueantes, inhibidores de la enzima de conversión angiotensin, vasodilatadores y bloqueadores de canales de calcio.

De todas maneras más allá de las drogas de prescripción médica, hay remedios más caseros para disminuir la presión:

El ejercicio moderado. Ayuda con esta enfermedad debido a que relaja las paredes arteriales. Lo recomendado es practicar 45 minutos de cardio durante tres veces a la semana. Recuerde en este punto que no es beneficiosos el exceso debido a que un estudio demostró que quienes practican trote durante siete horas a la semana pueden llegar a sufrir de un aumento en la presión.

Las grasas mono no saturadas como el aceite de oliva ayudan a disminuir e incluso eliminar la necesidad de drogas para la presión.

La avena entera. Contribuye a controlar la presión, paralelamente disminuye el colesterol y la azúcar en sangre.

Los alimentos que contienen mucho potasio como bananas, jugos de frutos, cereales enteros, hongos: estimulan la excreción de sodio y por lo tanto ayudan al equilibrio de los líquidos en el cuerpo. Además, es sumamente recomendable disminuir o de ser posible eliminar por completo el consumo de sal.

Los ácidos grasos omega- 3 contenidos en truchas, salmones o otros pescados de agua fría ayudan a disminuir tanto la presión como el colesterol.

La vitamina C: en pequeñas dosis diarias de 500 mg ha demostrado que es altamente efectiva para quienes padecen de presión arterial moderada al igual que la aspirina.
¿Sabías que nueve de cada diez individuos afronta riesgos de hipertensión? Es decir, millones de personas padecen de presión alta, muchas de ellas no lo saben, razón por la cual no pueden combatirla.
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 13117 veces