Inicio > Salud > La diabetes puede aparecer durante el embarazo

La diabetes puede aparecer durante el embarazo

Cuando una mujer embarazada va a ver a un médico de familia o un obstetra para hacerse sus exámenes, ¿por qué le hacen análisis de glucosa?

Porque es muy importante para una mujer y su bebé saber si ella tiene diabetes, según el Dr. Thomas Buchanan, ginecólogo y obstetra de la Universidad del Sur de California (USC).

Una mujer que nunca tuvo diabetes puede tener un tipo de diabetes durante su embarazo, una condición que se llama diabetes gestacional. La diabetes gestacional resulta en niveles elevados de azúcar en la sangre, y es muy común. Afecta a un embarazo de cada 15 ó 20 en los Estados Unidos.

Por eso, durante la primera visita a un médico, el médico debe hacerle preguntas para saber si una mujer tiene el riesgo de tener diabetes gestacional. Si ella es gorda o tiene parientes que tienen diabetes, el médico le hace un examen fácil de sangre para conocer el nivel de azúcar en la sangre. Muchas veces, si no hay señal de diabetes en ese momento, el médico pide el mismo examen otra vez después, entre las 24 y 28 semanas del embarazo, cuando aparecen la mayoría de los casos de la diabetes gestacional.

La salud de la madre con diabetes gestacional generalmente sigue bien durante el embarazo. La diabetes, en cambio, puede afectar al feto de una manera más grave, aunque las madres pueden tener algunos problemas relacionados con la presión arterial.

Básicamente, cuando una madre lleva demasiada azúcar en la sangre, ese azúcar pasa al feto. Algunos de estos fetos crecen muy grandes y gordos, causándole problemas a la madre durante el nacimiento. Los bebés se pueden lastimar, también algunas veces se les rompe la clavícula o se les dañan los nervios durante el nacimiento, o tienen que nacer por medio de una cesárea.

Pero si el médico encuentra diabetes durante el embarazo, no hay por qué asustarse.

Hay maneras de ajustar el cuidado médico materno para asegurar que sea un embarazo saludable y normal.

Primero que todo, las mujeres tienen que prestar atención a su alimentación. Los médicos pueden ponerlas en régimen para controlar los carbohidratos en la dieta, y disminuir las calorías que consumen para bajar el azúcar en la sangre.

Después de los ajustes de alimentación, la mujeres pueden controlar los niveles de azúcar en su sangre, o pueden visitar a sus médicos regularmente para hacerse los análisis. Un ultrasonido hecho durante la semana 30 de un embarazo puede asegurar que el feto no esté creciendo demasiado.

Si los niveles de azúcar siguen muy altos o si el feto crece demasiado, algunas veces las madres tienen que usar insulina.

Afortunadamente, la diabetes gestacional suele desaparecer después del parto. Pero muchas de estas mujeres están a riesgo de que le vuelva la diabetes-permanentemente-entre cinco y 16 años después del embarazo. Se recomienda que las mujeres estén atentas a la diabetes, y que hablen con sus médicos sobre maneras de reconocer los síntomas, hacerse análisis regularmente y prevenir la enfermedad.

Cuando una mujer embarazada va a ver a un médico de familia o un obstetra para hacerse sus exámenes, ¿por qué le hacen análisis de glucosa?
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 6627 veces