Inicio > Salud > Entrevista a Fátima La Roche: «La sociedad ha creado al obeso y después lo ha estigmatizado»

Entrevista a Fátima La Roche: «La sociedad ha creado al obeso y después lo ha estigmatizado»

La endocrinóloga defiende la prevención y el aprendizaje de buenos hábitos como única fórmula para evitar un problema en alza como es la obesidad.

Las Palmas de Gran Canaria

«Sería ideal que cada centro escolar, cada comunidad grande, tuviera un dietista controlando lo que comen y enseñando buenos hábitos», opina la doctora Fátima La Roche, adjunta del Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Insular.

Canarias es la primera comunidad autónoma en cuanto a obesidad infantil y la segunda en obesidad de adultos, por lo que las secuelas de esta enfermedad crónica son elevadas, tanto desde el punto de vista económico como de salud.

Las secuelas de la obesidad son la diabetes tipo II, hipertensión, enfermedades cardiovasculares, y una serie de enfermedades metabólicas relacionadas que aumentan notablemente el riesgo de sufrir una muerte prematura por infarto.

Y por otro lado, también hay secuelas derivadas simplemente del sobrepeso, como artrosis de rodilla, varices en las piernas, etc., además de síntomas depresivos, «porque el obeso está mal visto en todas las sociedades. De hecho, la sociedad ha creado al obeso -dándole mal de comer y haciendo anuncios de comida- y por otro lado, lo ha estigmatizado», afirma La Roche.

¿Es que en Canarias comemos mal y alimentamos mal a nuestros niños? La respuesta se basa en los hábitos: «Hay dos factores para la ganancia de peso: el aumento de la ingesta de grasas -que no de carbohidratos- y la vida sedentaria».


Demasiada grasa

Los canarios comen más grasa de la que necesitan, según las conclusiones de la Encuesta de Nutrición de Canarias (Enca), y hacen más bien una vida sedentaria.

Respecto a la diabetes tipo II, de la que Canarias también tiene una alta incidencia, se está efectuando un estudio en la zona de Telde, según explica la doctora La Roche, y aunque todavía no hay resultados definitivos, las primeras aproximaciones apuntan a que la incidencia de esta enfermedad está por encima de la media.

«El 90% de los diabéticos tipo II es obeso; controlando la obesidad, los casos se reducirían a la mitad».
La doctora La Roche está de acuerdo con la afirmación de diversos estudios internacionales de que la obesidad es la epidemia del siglo XXI, y contra ella sólo cabe la prevención.

«El aumento de la obesidad es alarmante, en general en todos los países occidentales, pero en España, Canarias está a la cabeza», asegura.

Dada la incidencia tan alta y el gasto que supone, la solución tendría que estar en «intentar prevenir y poner más medios para atender a estos pacientes, que cada vez son más numerosos».

En su consulta del Hospital Insular la doctora La Roche ve una media de 20 pacientes diarios, «que es un volumen importante, aunque no todos son obesos».

El manejo de la obesidad a nivel hospitalario «es difícil, porque tenemos una presión asistencial muy grande y por tanto tratarla adecuadamente también resulta difícil. Hay muchas patologías y somos pocos para atenderlas».

Endocrinología y Nutrición es la especialidad que se ocupa de toda una serie de patologías que se dan en las glándulas endocrinas (páncreas, hipófisis, hipotálamo, tiroides, suprarrenales). También se hace cargo de factores mejorables a través de cambios en la alimentación, y trastornos como anorexia y bulimia.

Por lo que se refiere a la obesidad mórbida, es decir, que alcanza un índice de masa corporal (relación entre el peso y la altura) de 40, la doctora La Roche ha visto 85 pacientes en los últimos ocho meses, una cifra «bastante alta».

Según las últimas recomendaciones de las guías americanas y europeas, en una obesidad con índice de 39 ó 40 el tratamiento sólo con dieta fracasa en la mayoría de los casos, así que, llegados a ese peso, mucha gente necesita cirugía, siempre que la obesidad lleve asociada una patología.

Hay muchos tipos de intervenciones, entre las que destacan la disminución de la capacidad del estómago, denominada restrictiva; o la mala absorción, lo que significa que mediante un bypass se evita que entre en el organismo todo el alimento ingerido.

«Todo esto se evita aprendiendo a comer y haciendo ejercicio», concluye.
La endocrinóloga defiende la prevención y el aprendizaje de buenos hábitos como única fórmula para evitar un problema en alza como es la obesidad.
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 7659 veces