Inicio > Salud > Enfermedad celiaca

Enfermedad celiaca

El síntoma de la enfermedad es el aumento en cantidad, frecuencia y fluidez de las deposiciones, presentando un color amarillo y gris

La enfermedad celíaca consiste en una imposibilidad de absorción del gluten que produce lesiones en la mucosa y las microvellosidades intestinales, lo cual impide la absorción de otros nutrientes importantes como algunos minerales y vitaminas.

El gluten es una proteína que se encuentra de forma natural en muchos cereales utilizados en la alimentación humana como el trigo, la cebada, el centeno y la avena. Cuando se elimina de la dieta el gluten, las lesiones desaparecen y con ello la imposibilidad de absorber otros nutrientes.

Una de las causas de esta enfermedad podría ser genética, ya que se produce con mayor incidencia en determinadas familias. La causa genética podría producir un déficit de proteasa, que es un enzima que digiere al gluten para facilitar su absorción.

Otra causa que se apunta es que la enfermedad sea un problema de tipo inmunológico, ya que se han detectado anticuerpos que reaccionan específicamente con el gluten e impiden su absorción. Por otra parte, no se conoce muy bien el porqué al no absorber el gluten se producen las lesiones intestinales. Algunos piensan que el gluten mal digerido actúa como un tóxico para las células inmunitarias.

Cuando la enfermedad aparece en la adolescencia o la edad adulta probablemente se deba a que junto a los factores genético e inmunológico ocurre otra circunstancia que altere la función del intestino delgado como por ejemplo una infección intestinal, el embarazo o una intervención quirúrgica.

El síntoma de la enfermedad es el aumento en cantidad, frecuencia y fluidez de las deposiciones, presentando un color amarillo y gris.
Otro síntoma es la pérdida de peso como consecuencia de la mala absorción de nutrientes la cual puede llevar a una anemia por falta de hierro, también a falta de calcio y de algunas vitaminas como la vitamina K que interviene en el mecanismo de la coagulación de la sangre y puede causar hemorragias internas o superficiales.
También pueden aparecer complicaciones graves si la enfermedad no se trata como la aparición de una úlcera que acabe perforando la pared intestinal con la consiguiente salida de los jugos digestivos hacia la cavidad abdominal, este hecho va acompañado de un dolor muy agudo comparable a una puñalada.

El tratamiento consiste en eliminar de la dieta todos los alimentos que contengan gluten, no sólo los que lo tienen de manera natural, sino también los que se les añade habitualmente como las conservas.
El síntoma de la enfermedad es el aumento en cantidad, frecuencia y fluidez de las deposiciones, presentando un color amarillo y gris
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 3833 veces