Inicio > Salud > El Reino Unido podría prohibir a las mujeres con sobrepeso acceder a los tratamientos de fertilidad

El Reino Unido podría prohibir a las mujeres con sobrepeso acceder a los tratamientos de fertilidad en centros públicos

La Sociedad Británica de Fertilidad dice que el exceso de peso reduce la eficacia de las terapias y puede aumentar el riesgo durante el embarazo

El Reino Unido estudia prohibir el acceso a tratamientos de reproducción asistida realizados a cargo del Sistema Nacional de Salud a las mujeres con exceso de peso, siguiendo las recomendaciones realizadas por la Sociedad Británica de Fertilidad. A juicio de esta asociación, la obesidad reduce el éxito del proceso y además añade riesgos en el embarazo y de problemas para la salud.

Las mujeres clínicamente obesas, con un índice de masa corporal entre 30 y 36, serían admitidas en los centros del Sistema Nacional de Salud sólo si se someten previamente a dieta y realizan ejercicio con el fin de reducir peso. También la dieta sería recomendable para quienes estén por debajo del índice 19. En el caso de serio sobrepeso, por encima del índice de masa corporal 36, algo que ocurre en una de cada 20 mujeres británicas, el tratamiento quedaría prohibido ante los problemas que puede acarrear, especialmente si la anestesia es requerida en el momento del parto.

Hasta ahora, este baremo se consideraba "ideal" en la práctica del sistema público de salud, pero la Sociedad Británica de Fertilidad pretende que el Gobierno lo imponga como requisito. En cualquier caso, la recomendación será enviada a los centros que practican reproducción asistida, muchos de los cuales actúan con autonomía al ser financiados por fundaciones, y pueden decidir la implantación de la medida.

Ante las críticas que esta recomendación ha levantado entre grupos de pacientes, que la consideran arbitraria e injusta por negar el acceso a la posibilidad de tener hijos, la Sociedad Británica de Fertilidad se defiende indicando que se trata de gestionar de modo efectivo el dinero público. Según su responsable, Richard Kennedy, es algo que tiene que ver con la eficacia, la salud y los riesgos, no con la discriminación.

En otros aspectos polémicos, las recomendaciones apuestan por una mayor apertura. Así, no se contempla una prohibición para las mujeres fumadoras, y sólo se aconseja advertirles de la conveniencia de dejar el hábito. Además, las parejas que ya tienen hijos de previas relaciones, a las que a menudo se les niega la reproducción asistida financiada por el Sistema Nacional de Salud, deberían ser admitidas en los centros, si bien debe mantenerse la prioridad de las parejas sin hijos.
La Sociedad Británica de Fertilidad dice que el exceso de peso reduce la eficacia de las terapias y puede aumentar el riesgo durante el embarazo
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 2307 veces