Inicio > Salud > El objetivo del tratamiento de la obesidad es eliminar el exceso de grasa

El objetivo del tratamiento de la obesidad es eliminar el exceso de grasa

Un obeso puede perder peso pero tiene que seguir cuidándose porque si no puede recuperar los kilos perdidos con mucha facilidad

“El objetivo del tratamiento de la obesidad es eliminar el exceso de grasa lo más selectivamente posible”, asegura el Dr. Javier Salvador, director del departamento de Endocrinología y Nutrición de la Clínica Universitaria de la Universidad de Navarra.

El sobrepeso es una enfermedad crónica que exige un abordaje constante y prolongado. Un obeso puede perder peso pero tiene que seguir cuidándose porque si no puede recuperar los kilos perdidos con mucha facilidad. Está comprobado que actitudes limitadas en el tiempo llevan a éxitos transitorios. No se trata de perder peso a cualquier costa. Para lograr una mejoría de la expectativa de vida hay que perder peso y especialmente grasa.

No sólo cirugía

El tratamiento de la obesidad no debe asociarse necesariamente a la intervención quirúrgica. La cirugía bariátrica es un procedimiento extremo que tiene sus riesgos y sólo debe aplicarse cuando sus beneficios son superiores a los riesgos. En este sentido, ha demostrado su eficacia en casos seleccionados; esto es en pacientes con un índice de masa corporal superior a 35 o con complicaciones asociadas el éxito de los tratamientos convencionales es muy limitado.

La mayoría de las personas con sobrepeso no sufre obesidad mórbida por lo que se pueden beneficiar de otros métodos de tratamiento, como los la orientación dietética y la realización de ejercicio físico. Es preciso modificar los hábitos de vida, fomentado la práctica deportiva y una alimentación saludable. Hasta ahora se habían desechado las dietas bajas en carbohidratos pero se están confirmando algunos aspectos positivos parciales de estas dietas, aunque sólo a corto plazo.

Una de las novedades del abordaje terapéutico de la obesidad se centra en el tratamiento farmacológico. Posiblemente, al igual que sucede en la hipertensión o la diabetes, el tratamiento de la obesidad irá asociado a diversas medicaciones que actúen en distintos niveles de la enfermedad.

Tratamiento de las complicaciones

Cuando una persona es obesa el objetivo no es conseguir el peso ideal sino eliminar la suficiente cantidad de grasa corporal para tratar las complicaciones existentes o prevenir las que puedan aparecer en un futuro próximo.

La eficacia del tratamiento consiste en perder peso de forma saludable. Lo que se pierde muy rápido se recupera muy rápido. Si proponemos una reducción de 40 kilos con tratamiento convencional estamos abocados al fracaso casi con seguridad; además, debilita la autoestima y la motivación para tratar de conseguir ese objetivo inalcanzable. Por el contrario, la eliminación de un 10% de grasa corporal, que es un objetivo más sencillo y sostenible, es suficiente para disminuir las complicaciones asociadas a la obesidad. Por este motivo, hay que motivar adecuadamente a la persona obesa y proponer objetivos realistas.

Un obeso puede perder peso pero tiene que seguir cuidándose porque si no puede recuperar los kilos perdidos con mucha facilidad
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 14409 veces