Inicio > Salud > Consigue unas piernas 10

Consigue unas piernas 10

Hinchazón, varices y pesadez son los problemas más comunes que afectan a tus piernas, pero tú puedes hacer mucho para reducir sus efectos. Aquí te decimos cómo

¿Hormigueo, dolor de piernas, pies hinchados, varices? Estos conceptos no son nuevos para ti y son precisamente los que te impiden tener unas piernas sanas y cuidadas. Aunque pienses que la aparición de estos síntomas no depende de ti, eso no es del todo cierto porque su aparición en mayor o menor medida es producto de los escasos cuidados que dispenses a esta parte de tu cuerpo.

Además, la falta de actividad a la que nos aboca el estilo de vida actual, la obesidad, el consumo de tabaco y el abuso de la comida rápida son factores que también contribuyen a disminuir el buen estado de tus piernas.

A nivel externo, la hidratación de la piel y la exfoliación regular son suficientes para mantener una buena estética, pero a nivel orgánico, especialmente con la presentación de fallas en el sistema circulatorio, será necesario seg uir algunos pasos de prevención y mantenimiento.


A tener en cuenta
Reafirmar tus piernas es una buena fórmula para evitar la aparición de varices e hinchazón en esta zona. Para ello, nada más que subir escaleras y bailar. También es bueno caminar durante más de media hora todos los días y mucho mejor si se hace por la orilla de la playa: mejorará la circulación de tus piernas, además de prevenir las varices.

Otro gesto positivo para tus piernas es acabar la ducha con agua fría, aplicando el chorro de agua sobre tus piernas en dirección ascendente, desde el tobillo hasta la ingle.

Otra forma natural es la de alternar las duchas de agua fría y caliente sobre las piernas, un par de minutos de agua fría, seguidos de uno de agua caliente.

Mantener las piernas elevadas siempre que sea posible, especialmente cuando duermas por la noche.

Utiliza medias elásticas, pues esta comprobado que las mujeres que utilizan habitualmente medias de compresión sufren menos problemas de circulación.

Mantener el peso adecuado a tu altura llevando una alimentación sana. Para favorecer la circulación, evitar cruzar las piernas cuando se esté sentada.

No usar prendas ajustadas ni calcetines y medias a la rodilla. No permanecer de pie o inmóvil durante mucho tiempo.

Evitar exposiciones prolongadas al sol o cualquier otra fuente de calor, pues el calor es uno de los causantes directos de una deficiente circulación.

El consumo de naranjas, por ejemplo, es un remedio excelente contra los problemas circulatorios, pues poseen componentes que fortalecen los vasos sanguíneos.

También un masaje, de forma ascendente, con aceite de romero, que activa la circulación.Para reducir la pesadez en las piernas, prueba esta infusión: hierve dos puñados de hoja de vid en dos litros de agua durante 15 minutos, cuando esté tibia, sumerge los pies durante unos 10 minutos y masajea con la misma hasta la altura de la rodilla. Piernas de cine

Si tu calvario es la hinchazón de las piernas, muchas veces provocada por trabajos sedentarios que te obligan a estar sentada un buen número de horas al día, la retención de líquidos y la mala circulación, existen algunas claves para aliviar este problema tan común:

  • Bebe al menos 2 litros de agua al día, así eliminarás toxinas.
  • Evita la sal ya que su consumo excesivo hace que retengas líquido.
  • Haz ejercicio durante 30 minutos, al menos 3 veces por semana.
  • Duerme con una almohada en las piernas para mejorar la circulación. 
  • Trata de no estar mucho tiempo parada ni sentada.
  • Si no tienes más remedio, no cruces las piernas ya que se acumulan las toxinas.
  • Si fumas, minimiza el consumo de cigarrillos ya que contribuyen a la aparición de la celulitis y es perjudicial para tu salud.
Hinchazón, varices y pesadez son los problemas más comunes que afectan a tus piernas, pero tú puedes hacer mucho para reducir sus efectos. Aquí te decimos cómo
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 11761 veces