Inicio > Salud > Como tratar la obesidad infantil

Como tratar la obesidad infantil

Una consulta permanente que reciben los médicos día a día, por parte de los padres, es la de cómo debe encararse la obesidad infantil. La pregunta más frecuente en este aspecto es qué hacer para que mi hijo pueda controlar su antojo de alguna manera.

Se debe tener en cuenta que en esta etapa del desarrollo humano la ansiedad es mucho menos consciente que en la adolescencia o en la adultez, por lo que debe existir en la familia un seguimiento minucioso de los hábitos del niño y una educación para que él mismo caiga en la cuenta de el mal que le provoca comer en exceso.

¿Cómo surge la obesidad infantil?
La principal causa de este flagelo es la aparición de un desequilibrio calórico, éste desbalanceo sucede cuando la cantidad de energía incorporada al cuerpo no es igual a la energía consumida. Dicho en otras palabras, la gordura infantil se da cuando el ingreso excede al consumo. El doctor Michael Le Bow, especialista en el tema, afirma que las causas principales de este fenómeno son, por un lado la sobrealimentación, que se produce porque las calorías son absorbidas y almacenadas con una eficiencia mayor a lo normal. La otra causa tiene que ver con la actividad física insuficiente, límite éste que el niño se impone por las bromas que recibe del ámbito que lo rodea.

Recomendaciones
La otra gran duda que surge en los padres es cómo se puede controlar al niño que tiene exceso de peso. El doctor Dwyer provee una clasificación de consejos útiles para controlar la gordura en el niño. Estos son los principales datos a tener en cuenta:

Reducir alimentos muy energéticos y poco nutritivos (como por ejemplo las golosinas).
Retirar la azucarera de la mesa.
Sustituir gaseosas por jugos.
Reducir dulces.
Aminorar el consumo de grasas.
Tomar leche descremada.

Todos estos pasos deben ir acompañados de una actividad complementaria que se le debe inculcar al menor, la autoobservación. Esto implica llevar un control de qué, cuándo y cuánto come el chico por día y llevar un detalle de sus estados emocionales.
Los padres deben tener en cuenta también, que hoy la sociedad se maneja con parámetros que priorizan un modelo de persona que no es representativo de la realidad y que muchas veces provoca que se vea como anormal a un niño gordo. Por lo tanto, se deben seguir las recomendaciones dadas anteriormente, pero no hay que olvidarse de hacer hincapié en el cambio de mentalidad de la gente en general.
Una consulta permanente que reciben los médicos día a día, por parte de los padres, es la de cómo debe encararse la obesidad infantil. La pregunta más frecuente en este aspecto es qué hacer para que mi hijo pueda controlar su antojo de alguna manera.
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 12730 veces