Inicio > Salud > Cirugía por obesidad, en casos extremos

Cirugía por obesidad, en casos extremos

La opción es para personas que tienen un sobrepeso mayor al 50 por ciento de su peso máximo

Cd de México, México (19 junio 2004).- La cirugía que "reduce" la parte del estómago que recibe alimento es cada día más segura y efectiva, pues disminuye entre el 50 y el 70 por ciento del sobrepeso; pero, sólo debe usarse en casos extremos.

De acuerdo con Armando Castillo, cirujano gastroenterólogo, esta es la única alternativa viable para muchas personas que tienen obesidad mórbida, es decir, un sobrepeso mayor al 50 por ciento de su peso máximo ideal o un índice de masa
corporal superior a 40. En casos menos severos el procedimiento puede resultar peligroso.

"No se vale operar a la gente que tiene 10 ó 15 kilos de más", dijo.

La cirugía bariátrica, como se conoce a este procedimiento, revolucionó el tratamiento de la obesidad.

"Antes, al paciente obeso nadie lo quería ver. Le decían baje de peso y venga dentro de seis meses. Por supuesto que no bajaban y cuando llegaban ya tenían alguna complicación".

Sin embargo, pocos califican como aptos para este procedimiento. Se estima que de todas las personas con sobrepeso en México, un 35 por ciento de la población, sólo 5 por ciento son candidatos, dijo Castillo.

"Se debe usar cuando los tratamientos médicos han fracasado, debe ser siempre la última opción".

Cada paciente debe evaluarse de forma individual para medir si el riesgo es aceptable; es decir, si es mayor el peligro de vivir con la obesidad que de entrar al quirófano, aún cuando hoy en día es una cirugía de mínima invasión.

En principio se descartan quienes padecen enfermedades endocrinas o psiquiátricas, así como los adictos a alcohol o drogas.

Por el contrario, las personas que tienen enfermedades asociadas a la obesidad tales como diabetes, hipertensión o apnea del sueño son aceptadas aunque su índice de masa corporal sea de 35.

Los estándares señalan que los pacientes deben tener entre 18 y 55 años, aunque esto se ha ido modificando.

"Ha cambiado la situación de la edad, también se operan niños de 10 años cuando su vida está en peligro, aunque no en México. El paciente más joven que yo he operado tenía 14 años", explicó Castillo.

En Estados Unidos se realizaron alrededor de 100 mil cirugías bariátricas el año pasado. En México ese número es mucho menor, aunque el tratamiento está disponible en los centros de salud de tercer nivel, como el Centro Médico Siglo 21, el 20 de Noviembre y el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, entre otros.

La cirugía cuesta entre 70 mil y 140 mil pesos, según el procedimiento elegido. Además, se requiere un seguimiento largo, porque sin educación sobre hábitos saludables, el paciente podría recaer.

"Puede que no le quepa mucha comida, pero puede tomar todo el líquido que quiera y ahí puede haber muchas calorías", indicó Castillo.

Los seguros médicos en México todavía consideran a la obesidad como problema estético, por lo que la cirugía bariátrica no está cubierta.

Los procedimientos
Actualmente se realizan dos tipos de cirugía bariátrica:
Restrictivo:
* Consiste en colocar una banda gástrica en la parte superior del estómago, dejando sólo una pequeña bolsa para recibir comida, lo que produce saciedad temprana.
* Las bandas más modernas permiten regular la cantidad de alimento que pasa al sistema digestivo.
* Cuesta alrededor de 70 mil pesos.

Mixto (restricción y malabsorción)
* Se engrapa una parte del estómago, con el mismo principio que la anterior.
* Se corta un pedazo de intestino delgado, que se coloca para conectar la "bolsita" del estómago con el final del mismo intestino, esto evita que sean absorbidos los alimentos.
* Se usa en los casos más severos y cuesta alrededor de 140 mil pesos (mexicanos).
La opción es para personas que tienen un sobrepeso mayor al 50 por ciento de su peso máximo
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 6858 veces