Inicio > Salud > Celulitis: Una lucha que empieza a los 14

Celulitis: Una lucha que empieza a los 14

Los malos hábitos hacen que esta afección se detecte en edades cada vez más tempranas. Puede llegar a provocar edema y dolor

Nueve de cada diez mujeres tiene celulitis. Es común que aparezca con la primera menstruación, se incremente con los embarazos y siga adelante con la menopausia. Factores clave que explican por qué la mayoría de los hombres no la padece, aunque algunos especialistas aseguran que un porcentaje mínimo los incluye. Lo más curioso es que la sufren la mayoría de las adolescentes. "Esto se debe en un 50 por ciento a la mala alimentación y a que casi todas toman anticonceptivos. Otros factores son la poca actividad física, el consumo de tabaco y la adicción a las gaseosas dietéticas". Estos hábitos, sumados a la ingestión de alcohol, provocan que aparezca en edades cada vez más tempranas. Un estudio basado en 100 pacientes y realizado a lo largo de un año por la doctora Carolina Giannangeli, especialista en flebología y hematología y asesora médica del laboratorio Pierre Fabre, determinó que el trastorno va en aumento. "Antes la celulitis se veía después de los 20 años, con el primer embarazo, pero ahora se detecta en niñas de 14 y 15", corrobora el Dr. César F. Sanchez, presidente de la Fundación Flebológica Argentina.

En el Hospital de Clínicas funciona un servicio de dermoestética, perteneciente al Departamento de Dermatología, a cargo de la doctora Débora Amad, quien consultada reveló que la vedette de las consultas es la celulitis. "Se da en mujeres de raza blanca que tienen la piel más fina. Pero también la hemos detectado en nenas de 6 años, cuyas mamás las traen porque saben que la celulitis es hereditaria", explica.

Contrariamente a lo que se piensa, la obesidad no está ligada a la celulitis. "Hay flacas que tienen mucha por una cuestión genética", aclara Giannangeli.

Otro factor desencadenante es el estrés. "Está comprobado que si pasó por una situación límite la mujer está más predispuesta. El estrés hace que los vasos sanguíneos se contraigan y la piel no se oxigene adecuadamente. Además, en estos casos, la alimentación no es buena y la ingestión de grasas y azúcares la generan más", dice Giannangeli.



Piel naranja

Ese aspecto abultado y poceado (piel de naranja) se debe al almacenamiento de grasa y agua en el tejido conjuntivo subcutáneo. "A medida que las células grasas aumentan de tamaño las membranas que las envuelven se deforman

Los malos hábitos hacen que esta afección se detecte en edades cada vez más tempranas. Puede llegar a provocar edema y dolor
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 4620 veces