Inicio > Salud > Bulimia o hambre voraz

Bulimia o hambre voraz

Etimológicamente bulimia significa “hambre voraz”, es decir, al contrario que la anoréxica, la persona bulímica tiene “deseo” de comer.

Quienes la padecen presentan frecuentes episodios de voracidad rápida y compulsiva (generalmente de alimentos ricos en calorías y pobres en proteínas), con pérdida de control de los propios actos, seguido de provocación del vómito, y uso de laxantes o diuréticos, además del abuso del ejercicio para evitar el aumento de peso. Es decir, también tienen un miedo enfermizo a engordar.

La mayoría de las mujeres que presentan bulimia tienen un peso normal, aunque también las hay obesas y la media de edad es algo mayor que las que tienen anorexia: en torno a los 17 años.

Suele ser más difícil de detectarla ya que es un comportamiento secreto (se come en soledad, se vomita en soledad) y no presenta una pérdida de peso tan acusada como la anorexia. Otras veces, sólo es un comportamiento pasajero en enfermos de anorexia nerviosa.

Los criterios para su diagnóstico

  • Episodios recurrentes de sobreingesta.

  • Sentimiento de falta de control sobre la ingesta durante ese episodio.

  • Conductas recurrentes inadecuadas para compensar y prevenir el aumento de peso: vómito autoinducido, abuso de laxantes, diuréticos u otras medicaciones, ayuno o ejercicio excesivo.
    Deben ocurrir al menos dos veces a la semana durante tres meses.
    La autoestima está en función de la figura y el peso.

    Existen dos tipos de bulímicos:
    Purgativo: se autoinduce el vómito o abusa de laxantes y/o diuréticos.
    No purgativo: utiliza otras conductas compensatorias no purgativas como el ayuno o el ejercicio excesivo.

    Consecuencias físicas

    Aunque no suele producir por sí misma pérdidas importantes de peso, lo que sí genera son: problemas gastrointestinales, hipopotasemias (concentraciones bajas de potasio en sangre), lesiones en los dientes (como pérdida del esmalte dental, debido a la acidez de los vómitos), amenorrea, el signo de Russell (callosidades en los nudillos de los dedos, por provocarse el vómito), piel amarillenta, y trastornos a nivel del esófago y del tracto digestivo (por la acción de los ácidos gástricos que concentra el vómito).

    La mortalidad en estos casos es del 20% y se da por inanición y por la descompensación electrolítica (descenso del nivel del potasio), que provoca paro cardíaco.

  • Etimológicamente bulimia significa “hambre voraz”, es decir, al contrario que la anoréxica, la persona bulímica tiene “deseo” de comer.
    Evaluación actual: 0 (0 votos)
    Nota vista: 8503 veces