Inicio > Salud > Argentina: Preocupa el número de alumnos con desórdenes de alimentación

Argentina: Preocupa el número de alumnos con desórdenes de alimentación

Según un estudio realizado por la Asociación de Lucha contra la Bulimia y la Anorexia (Aluba) en 19 colegios de CABA y GBA, el 28,25 % de los más de 1000 alumnos que participaron de las encuestas sufren desórdenes de alimentación

Muchas veces el primer paso en el tratamiento de un trastorno alimentario lo da un familiar, ya sea padre, madre, hermano, marido, esposa o hasta un mejor amigo. Es que estas patologías, como la anorexia o la bulimia nerviosa tienen un rasgo en común: la cantidad de excusas que quienes las padecen ponen para seguir manteniendo ese mal hábito. Conociendo esto, y sabiendo que cada día aparecen casos de estas patologías en niños, desde la Asociación de Lucha contra la Bulimia y la  Anorexia (Aluba) se realizan periódicamente charlas en colegios, sociedades de fomento y en la misma sede de la institución.

Fruto de las charlas, Aluba realizó un trabajo estadístico en colegios donde, a lo largo de 2014, se brindaron charlas y talleres gratuitos. El resultado fue que el 28,25% de los alumnos dieron resultados positivos en los parámetros de desordenes alimentarios. La estadística surge de un Cuestionario de Conducta Alimentaria realizado a más de 1.000 alumnos de 19 colegios de CABA y GBA. Antes de 2014, el porcentaje de alumnos con desórdenes alimentarios era del 25%, por lo que este resultado arroja un leve crecimiento (de un 3,25%) en estas patologías.

Resultados de la encuesta:

Mujeres con Patrón Normal Alimentación
· Me atemoriza ser gorda: 55,64 %
· Me atemoriza la posibilidad de subir de peso: 51,43 %
· Pienso en la comida, cuándo comeré y cómo lo comeré: 55,08 %
· Creo que me sentiría mejor si fuese más delgada: 40,65 %
· Yo me veo gorda aunque los demás afirman que estoy normal o con bajo peso:  33,44 %

Hombres con Patrón Normal Alimentación
· Me atemoriza ser gordo: 33,92 %
· Me atemoriza la posibilidad de subir de peso: 35,44 %
· Pienso en la comida, qué comeré y cuándo la comeré: 40,75 %

Estos índices de respuestas de alumnos con un patrón normal de alimentación confirman la preocupación e importancia que tiene en la vida de los adolescentes su cuerpo y la comida.

“Sabemos que su humor y sus conductas pueden estar modificados por la percepción de su imagen corporal y la opinión del otro. Si a esto entonces le agregamos la presión social, tanto de sus pares como del mundo en general, obtenemos un resultado preocupante”, señala el Lic. Marcelo Bregua, Psicólogo Clínico y Coordinador General de Aluba.

 “También sabemos que no cualquier persona puede padecer anorexia nerviosa o bulimia nerviosa. Estos trastornos son multicausales. Hay varios factores que influyen, como la herencia genética, la aprendida (características que surgen del seno familiar, por ejemplo: ciertas conductas, costumbres, gustos, preferencias a la hora de comer), los grupos de pertenencia y de referencias y la autoestima, la fortaleza interna, las crisis vitales y más”, explica Marcelo Bregua.

Estos indicadores tienen que llamar a la reflexión para elaborar una estrategia de cambio, donde la prevención se centre en lo familiar (la educación dentro del hogar), la instrucción en los establecimientos educativos y leyes que legislen sobre la protección de la salud.

Cómo darse cuenta que algo anda mal (Por Marcelo Bregua, coordinador general de Aluba)

Es muy importante que los padres tomen conciencia que cualquier persona, no importa la edad, puede padecer un trastorno alimentario.

Este trastorno puede ser en la infancia, por eso tenemos pequeños de tres o cuatro años en tratamiento que se niegan a comer y entonces no crecen como corresponden;  otros niños que son muy selectivos y a la hora de comer, los padres o abuelos le hacen comidas aparte para que no se levanten y se vayan sin probar alimento y por último observamos a niños que tienen una voracidad elevada, comen a toda hora, no tienen límites con la comida, elevan su peso y ponen en riesgo su crecimiento normal.

El mismo trastorno se puede dar en la adolescencia y todos conocemos las características de la personas con Anorexia Nerviosa y Bulimia Nerviosa.  Los padres y amistades van a ver que lentamente el tema de conversación, su interés en la vida, se centra en la comida, las calorías y el cuerpo. Sabemos que en la adolescencia hay dificultades con la comida y el cuerpo, pero cuando esta temática absorbe todo el tiempo de la vida de la persona, su humor cambia acorde a como se ve en el espejo, y su conducta con la comida se torna extraña, podemos sentarnos a hablar con esta persona para expresarle lo preocupados que estamos, convencerla para asistir a una consulta especializada (no a un clínico/pediatra) y sobre todo, acompañarla/o para que no se sienta solo/a e insistirle permanentemente en la consulta psicológica y psiquiátrica.

También tienen que estar alerta no solo de estas patologías, sino de otras como la Vigorexia (caracterizada por una necesidad obsesiva de realizar ejercicio físico para mejorar su aspecto corporal), la Orthorexia (obsesión patológica por comer comida considerada saludable por la persona), la Permarexia (fenómeno que afecta a las personas que, al estar obsesionadas con el sobrepeso y con el miedo a engordar se someten a dietas permanentes) y/o la Pregorexia (trastorno alimentario que fomenta excesivamente la delgadez durante el embarazo).

En relación a esta última, son los obstetras y los futuros papás quienes tienen que estar alertas. Las mujeres embarazadas pueden tener también una patología alimentaria y no querer engordar, retrasando el crecimiento fetal, poniendo en riesgo ambas vidas.

La embarazada puede negarse a comer o tener conductas compensatorias como salir a correr de manera desmedida, tomar laxantes o diuréticos (naturales o en fármacos) y algo muy difícil de evaluar su etiología, los vómitos.

Según un estudio realizado por la Asociación de Lucha contra la Bulimia y la Anorexia (Aluba) en 19 colegios de CABA y GBA, el 28,25 % de los más de 1000 alumnos que participaron de las encuestas sufren desórdenes de alimentación
Evaluación actual: 4 (2 votos)
Nota vista: 1413 veces