Inicio > Recetas > Pastas y huevos > Huevos escalfados Benedictinos (Benedictine)

Huevos escalfados Benedictinos (Benedictine)

Huevos escalfados Benedictinos (Benedictine)

Imagen por:

Ingredientes:
Para los huevos:
- Huevos, tantos como queráis hacer
- 1 l. de agua
- 50 ml de vinagre
- 1 l. de agua ligeramente salada. (Este agua debe estar tibia)

Para la salsa mornay:
- 25 g de mantequilla
- 30 g de harina
- ½ lt de leche.
- Sal, pimienta y nuez moscada.
-1 yema de huevo
- 100 ml de nata
- 30 g de queso parmesano rallado
- 2 cucharadas de nata montada 

Instrucciones:
¿Cómo hacer los huevos escalfados?

Poner el agua con el vinagre dentro de un recipiente al fuego. No se debe poner nada de sal en esta agua, solo el vinagre. La sal va en el agua tibia, donde introduciremos los huevos posteriormente a que este escalfados. Cuando el agua rompa a hervir, poner el fuego al mínimo. Debe estar continuamente en el punto, entre que hierve y que no. Tambíen es muy importante que los huevos estén bien fríos y frescos, ya que si no la clara no los envuelve bien. Ahora cogemos un huevo y lo cascamos, en un platillo. Con cuidado, deslízalo dentro de un cacillo de salsear o de servir la sopa, que tendréis metido en el agua con vinagre tal y como muestra la foto de arriba. En la cocina lo hacemos directamente sin cacillo, pero requiere cierta habilidad. Os recomiendo que practiquéis así, y no se os desparramará el huevo por toda el agua. Déjalo en el agua unos 2 o 3 minutos, siempre por debajo del punto de ebullición. Realmente lo suyo son unos 75ºC. La clara (albúmina) empieza a cuajar a los 65ºC . Pasado este tiempo, retirarlo de esta agua y sumérgelos en el agua con sal. Así lo que hacemos es cortar la cocción radicalmente. Ahora y con ayuda de una puntilla, quita las rebabas que hayan podido quedar. Debe de quedarte redondito y liso. Ya solo te queda decidir con que los vas a acompañar. Hay muchísimas recetas, por ejemplo: a la Borgoñesa, Castellana, Coclette, a la Danesa, a la florentina, Gran Duque, Mornay, con Tuétano, Orleáns, a la Reina, Villeroy, etc.

Y por supuesto están los Benedictinos:
En esta manera de hacerlos es la siguiente, se presentan los huevos escalfados, sobre un lecho (base) de lascas de bacalao cocido, con trufas picadas o en laminas y cubiertos con una salsa Mornay (hay quien hace solo una crema de nata).
 
Elaboración:
Haz una bechamel con la mantequilla, la harina y la leche. Sazónala con sal, pimienta y nuez moscada. Añádele la nata con la yema de huevo batida. Ahora incorpora el queso y por ultimo la nata montada. Cubre con esta salsa el huevo (los huevos) y ponlo a gratinar durante 2 o 3 minutos. Nada más retíralos del gratinador, deben de comerse.