Inicio > Noticias > 2020 > Coronavirus (COVID-19) y obesidad

Coronavirus (COVID-19) y obesidad

Coronavirus (COVID-19) y obesidad

Las condiciones relacionadas con la obesidad parecen empeorar el efecto de COVID-19

Dadas las tasas extremadamente altas de obesidad en todo el mundo, esperamos que un alto porcentaje de la población tenga un mayor riesgo de contraer coronavirus. Además, las personas con obesidad que se enferman y requieren cuidados intensivos presentan desafíos en el manejo del paciente, ya que es más difícil intubar a los pacientes con obesidad, puede ser más difícil obtener imágenes de diagnóstico (ya que existen límites de peso en las máquinas de imágenes).

Las camas especiales y el equipo de posicionamiento / transporte están disponibles en unidades especializadas de cirugía, pero es posible que no estén ampliamente disponibles en otros hospitales y, ciertamente, no en todos los países. En general, los sistemas de salud ya no están bien configurados para controlar a los pacientes con obesidad y la crisis actual expondrá aún más sus limitaciones.

Esta pandemia global también se está convirtiendo rápidamente en una crisis económica mundial, que afectará desproporcionadamente a la población más vulnerable del mundo. En muchos países, este mismo segmento de la población también es el que tiene mayor riesgo de obesidad, lo que podría empeorar la crisis de obesidad en el futuro.

Además de eso, la pandemia actual podría contribuir a un aumento en las tasas de obesidad a medida que los programas de pérdida de peso y las intervenciones como la cirugía se están reduciendo severamente en la actualidad, y es probable que esto continúe por mucho tiempo. Las medidas introducidas en algunos países (por ejemplo, no abandonar el hogar durante varias semanas, incluso para aquellos que no están enfermos) tendrán un impacto en la movilidad y la inactividad física forzada, incluso por períodos cortos de tiempo.

Finalmente, la crisis actual y la necesidad de autoaislamiento lleva a muchos a depender de alimentos procesados ​​con una vida útil más larga (en lugar de productos frescos) y alimentos enlatados (con mayores cantidades de sodio) y podríamos ver un aumento de peso si esto persiste por un período de tiempo más largo.

Las condiciones relacionadas con la obesidad parecen empeorar el efecto de COVID-19
Evaluación actual: 5 (2 votos)
Nota vista: 818 veces