Inicio > Noticias > 2009 > Hemos crecido 14 centímetros en un siglo

Hemos crecido 14 centímetros en un siglo

El índice de masa corporal ha crecido de manera desproporcionada en todo el mundo, pero donde más lo ha hecho es en Estados Unidos y después de ellos, ya vienen los españoles

--Los españoles hemos dejado de ser los más bajitos de Europa.
--Sí, aunque nuestros adolescentes varones se acercan también a los más gordos del mundo. Esto lo sabemos desde hace muy poco.

--¿Qué es lo que han averiguado?
--En primer lugar, que ya no hay diferencias antropométricas entre los jóvenes de Andalucía, el País Vasco, Catalunya o cualquier otra zona de España. Se han igualado y son más altos que sus progenitores. Pero, en todas las franjas de edad, desde los 3 hasta los 18 años, existe un 10% más de sobrepeso que hace 20 años.

--¿Qué altura hemos ganado?
--En el último siglo, los españoles hemos crecido 14 centímetros de altura. La talla de nuestros hombres y mujeres adultos ya es similar a la de EEUU, Brasil, Reino Unido y Francia. Solo nos pasan holandeses, suecos y alemanes. Los holandeses son ahora los humanos más altos del mundo, con casi seis centímetros de diferencia sobre los siguientes, los suecos.

--¿Seguimos creciendo?
--Los españoles, tres centímetros en los últimos 20 años. Los holandeses, que miden esto de forma constante, dicen que ellos siguen creciendo. Es posible que nosotros también, aunque yo creo que todo tiene un límite. ¡A ver si nos va a suceder como a los dinosaurios! El problema es que aumentamos de altura y de peso.

--¿Cuántos kilos le sobran a un niño con sobrepeso?
--Si, por ejemplo, ha cumplido 10 años y mide 130 centímetros de altura, debería pesar entre 32 y 34 kilos. Si pasa de los 39, consideramos que tiene sobrepeso. Y si supera los 42 kilos, está obeso. Ahora sufren sobrepeso un 20% de los varones menores de 18 años, y un 15% de las chicas de esa edad. Ellas son más maduras y se cuidan mejor. Otro 3% de ambos sexos son obesos.

--¿Es peligroso el sobrepeso?
--Es corregible. Lo verdaderamente difícil es la recuperación de los que ya sufren obesidad. El sobrepeso se podría eliminar con programas escolares estructurados, que informen de cómo y qué se debe comer. La Generalitat debe crear una asignatura que enseñe a comer, igual que se enseñan las matemáticas. Es importantísimo. Una asignatura que una la teoría de lo que son los alimentos, con la forma de prepararlos. Los estudiantes deberían cocinar en clase.

--¿Dice que nos acercamos a los más gordos del mundo?
--El índice de masa corporal (equilibrio entre peso y altura) ha crecido de manera desproporcionada en todo el mundo, pero donde más lo ha hecho es entre los varones de Estados Unidos: un 50% de esa población tiene sobrepeso. Después de ellos, ya vienen los varones españoles.

--¿En qué se ha fallado?
--Ha habido un cambio cultural. En estos últimos 30 años, los españoles han tenido acceso a muchos nutrientes, han desaparecido la mayoría de enfermedades infantiles y hemos dejado de ser una sociedad rural para convertirnos en urbanos sedentarios. Se come más de lo necesario. Esto se ve al analizar la altura: en la primera mitad del siglo XX --con dos guerras mundiales y la guerra española-- la población de España ganó tres centímetros de altura. En la segunda mitad, creció 11.

--Si esto no cambia, ¿qué ocurrirá?
--Pues que aumentarán las enfermedades debidas a la obesidad y se reducirá la esperanza de vida. Por primera vez en la historia de la humanidad, puede ocurrir que la generación actual de adolescentes tenga una expectativa de vida inferior a la de sus padres. Aquí y en EEUU.

--¿Hay un patrón dietético mundial?
--Se iba en esa dirección, a un modelo occidentalizado pensado para ciudadanos urbanos y sedentarios, que ofrecía alimentos precocinados, muy grasos y energéticos, sabrosos al paladar. Bastante anglosajón.

--¿Y quién lo diseñó?
--La industria alimentaria. Durante muchos años se ha aceptado ese tipo de comida, porque evita preparar y cocinar los alimentos, y es agradable al gusto. Pero se ha comprobado que ese patrón lleva a la obesidad masiva mundial, y ahora ha sido la comunidad médica la que ha dicho que hemos de volver a comer como antes.

--Como antes.
--La dieta del puchero, las legumbres y la verdura. Las legumbres tienen un contenido proteico comparable al de la carne, dan mucha energía y no tienen nada de grasa: se eliminaría el riesgo de obturación de las arterias. Hemos de ir a platos que mezclen verduras y legumbres. Pasta, arroz y pescados azules.

--Y eso ¿cómo liga con los niños?
--Yo recomiendo dar verdura a los bebés a partir de los 6 meses. A esa edad, los niños no opinan: se las comen. ¿Por qué no van a hacerlo tres años después? Mi familia come legumbres y mis pacientes obesos, también. La mala fama que decía que costaba cocinarlas ya no tiene sentido con las ollas nuevas. Con introducir legumbres y verduras en la dieta, se acabaría el sobrepeso.
El índice de masa corporal ha crecido de manera desproporcionada en todo el mundo, pero donde más lo ha hecho es en Estados Unidos y después de ellos, ya vienen los españoles
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 2370 veces