Inicio > Noticias > 2009 > 5 útiles electronicos para perder peso

5 útiles electronicos para perder peso

Cuando la automotivación no es suficiente, la tecnología puede ayudar a perder peso. Existe una gran variedad de gadgets electrónicos que nos pueden ayudar en la difícil odisea de perder peso

 No tienes tiempo para ir al gimnasio (aunque estás apuntado/a), no se te apetece, no sabes por dónde empezar... olvídate de las excusas de siempre y apóyate en la electrónica para conseguir perder algo de peso. Como mínimo, si al final no te sirve, consuélate pensando que sólo habrás tenido que pagar una vez, no como el gimnasio cuya cuota sigues pagando cada mes aunque no lo utilices.

Veamos cinco de los productos tecnológicos pensados específicamente para que los consumidores típicos de este tipo de gadgets puedan perder peso.


Báscula inteligente

La verdadera prueba de que estamos haciendo las cosas bien es la respuesta de nuestra odiada (la mayoría de las veces) báscula. Pero claro, si sólo medimos nuestra masa, quizás es que estemos cambiando la grasa que nos sobraba por músculo, con lo cual una pobre pérdida de peso no tiene que ser un fracaso... o esa es la excusa más típica.

La nueva generación de básculas cuentan con sensores eléctricos en la base que les permite calcular no sólo nuestra masa, sino la proporción de grasa en el cuerpo. ¿Cómo? Mediante la emisión de una corriente eléctrica de baja intensidad a través de nuestro cuerpo. Mediante un rápido cálculo, la conductividad de nuestro cuerpo es un indicador bastante preciso de la cantidad de grasa que tenemos. Se acabaron las excusas.




O corres, o no hay tele

El EnterTrainer es un dispositivo especialmente pensado para quien quiere distraerse viendo la tele mientras hace ejercicio. Nos ponemos algo interesante y comenzamos a hacer cinta, remo, u otro aparato que tengamos por casa. Eso sí, si nos relajamos o decidimos parar, el EnterTrainer nos privará de la televisión.

Se trata de un dispositivo con un emisor de infrarrojos que podemos programar para nuestro modelo concreto de televisor. Cuando el sensor de pulsaciones que llevamos en el cuerpo se comunica con la base y ésta detecta que nuestro ritmo cardíaco ha bajado, hace lo propio con el volumen del televisor, instándonos a que sigamos corriendo al mismo ritmo.

Si insistimos en no responder a este estímulo, el aparato enviará la señal de apagar el televisor, como castigo. Es posible que no funcione para todo el mundo, pero es una buena manera de motivarnos.




Nutricionista al momento

Existen servicios, como el foodphone.com que, mediante una cuota al mes, nos ofrece un servicio de asesoramiento dietético a través del móvil. Sólo debemos hacer una foto con el móvil a lo que vayamos a comer y enviarla a nuestro nutricionista. Al poco tiempo, recibiremos información detallada acerca de su contenido en grasas, hidratos de carbono, y proteinas, además de aconsejarnos el plato con el que podemos complementarlo.

Hecha la ley, hecha la trampa, y es que con no enviar la foto al nutricionista, éste nunca sabrá qué es lo que comemos o dejamos de comer, pero también estaríamos tirando la cuota de suscripción al servicio. Como dato curioso, este tipo de productos suelen conservar las fotos que enviamos para que nos sirva como histórico de la progresión de nuestros hábitos alimentarios.




Cubiertos hi-tech

Aunque aún están en la etapa de diseño conceptual, no nos extrañaría que estos cubiertos de alta tecnología llegaran al mercado durante los próximos años. Se trata de un cuchillo, un tenedor, y una cuchara, cada uno con sus funciones perfectamente definidas. El tenedor mide la proporción de grasas en la pieza que vamos a ingerir. El cuchillo, mide su temperatura, mientras que la cuchara hace las veces de minibáscula de precisión.

Quizás no sirvan para adelgazar, pero serán la delicia de los amantes de la tecnología, dado que serán pequeñas maravillas electrónicas que podremos utilizar a diario.




Cellubike

Por último, dedicamos unas líneas a la enorme cantidad de inventos que, bajo el pretexto de ayudarnos a adelgazar, y disfrazados de última tecnología, se cuelan en nuestra casa para ocupar espacio y reducir nuestra cuenta corriente.

Como representante de este tipo de productos hemos escogido la Cellubike, una bicicleta estática que, supuestamente, cuenta con una tecnología basada en infrarrojos perfecta para eliminar la celulitis de las piernas mientras pedaleamos.
Obviamente pedalear no nos hará ningún daño, pero sí gastarnos más del doble de lo que cuesta una bicicleta estática normal con la que conseguiremos los mismos resultados.
Cuando la automotivación no es suficiente, la tecnología puede ayudar a perder peso. Existe una gran variedad de gadgets electrónicos que nos pueden ayudar en la difícil odisea de perder peso
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 5671 veces