Inicio > Noticias > 2008 > Se salvó de la cárcel por ser demasiado gordo

Se salvó de la cárcel por ser demasiado gordo

La obesidad de un hombre lo libró de purgar prisión, luego de que un tribunal de la localidad de Shepparton (Australia) considerase que por su situación se crearían muchos problemas para su vida

Un sujeto de 190 kilogramos de peso fue acusado de romper un cristal en la cabeza de un hombre. Juzgado de Shepparton (Australia), tuvo que cambiarle la pena por trabajos comunitarios.

La obesidad de un hombre lo libró de purgar prisión, luego de que un tribunal de la localidad de Shepparton (Australia) considerase que por su situación se crearían muchos problemas para su vida.

Claude Jackson, pesa 190 kilogramos, tiene 21 años de edad y, según reseña el diario Daily Telegraph, sufre de artritis, apnea del sueño y de otras dolencias relacionadas a su envergadura. Además, tuvo tres infartos, lo cual representa un peligro para su salud.

Jackson fue acusado de romperle un cristal sobre la cabeza de otro hombre en un bar de la mencionada localidad australiana, en enero del 2007.

La víctima, Tim Kirkman, sufrió una herida de cuatro centímetros en su cuello durante el incidente, requiriendo de tratamiento hospitalario para evitar desangrarse.

Así, Claude Jackson cumple actualmente una condena que le obliga a realizar trabajos sociales a la comunidad.

La obesidad de un hombre lo libró de purgar prisión, luego de que un tribunal de la localidad de Shepparton (Australia) considerase que por su situación se crearían muchos problemas para su vida
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 3662 veces