Inicio > Noticias > 2008 > La obesidad se apodera del Pacífico

La obesidad se apodera del Pacífico

Ocho de los 10 países del mundo con tasas de obesidad más altas están en la región

WELLINGTON (NUEVA ZELANDA).- Las postales del Pacífico muestran a hombres atléticos y musculosos pescando con lanza en las aguas turquesas. Sin embargo, esa idílica imagen dista mucho de la realidad de unas islas donde la obesidad causa estragos.

El exceso de peso, acompañado por todo el conjunto de enfermedades a las que se asocia (diabetes, accidentes cerebrovasculares o insuficiencia renal) alcanza cifras récord en esta zona, donde ya se habla de crisis sanitaria.

La occidentalización del modo de vida de sus habitantes es la causa principal de esta 'epidemia'. En la mesa, el arroz, las bebidas azucaradas, la carne en conserva y las galletas saladas han remplazado a los menús tradicionales, compuestos por pescado, verduras y nuez de coco.

Los habitantes del Pacífico van en coche al supermercado. Se acabaron los tiempos en los que cultivar los campos y pescar en el océano era lo habitual.

"Antes sólo se comía pollo o cerdo los domingos. Durante la semana en casi todas las comidas había pescado y productos del mar. Además, pasábamos mucho tiempo a caballo en los campos, pescando o nadando", recuerda el doctor Malokai Ake, responsable de la sanidad pública en el archipiélago de Tonga.

"Nos enfrentamos a una epidemia devastadora. En una población de 53.000 habitantes, tenemos entre 6.000 y 8.000 con diabetes", lamenta Carl Hacker, director del servicio estadístico de las Islas Marshall.

Doble desastre
"Lo que se está produciendo aquí es un doble desastre: sanitario y económico", añade.

En cualquier parte del Pacífico, el cuadro es similar. Según informes de la Organización Mundial de la Salud (OMS), ocho de los diez países del mundo donde la obesidad es más elevada se encuentran en esta región.

Encabeza la lista Nauru. En esta pequeña isla, antaño próspera gracias a su fosfato y que ahora sufre problemas económicos, el 94,5% de la población con más de 15 años sufre obesidad. Las tasas de diabéticos también son astronómicas. Más del 45% de los habitantes del país padece este trastorno.

Y en toda la zona los hospitales están desbordados de pacientes que padecen patologías ligadas directamente a la obesidad.

La aparición de casos cada vez más precoces de estas enfermedades arruina a estas islas, que ya tienen una economía precaria. Según Carl Hacker, la atención de un solo paciente que tenga entre 15 y 30 años con diabetes tipo 2 puede costar grandes cantidades de dinero, dado que es un trastorno que generalmente afecta sólo a personas adultas.

"En el pasado, era raro sufrir un accidente cerebrovascular antes de los 50 años. Hoy en día, todos los días vemos el caso de algún paciente con una edad entre los 20 y los 40 años que ha padecido uno", comenta Jan Pryor, director de investigación en la Escuela de Medicina de Fidji.

Sin embargo, los distintos Gobiernos aún no han tomado ninguna medida al respecto; ni siquiera se habla de una política coordinada para hacer frente al problema, pese a que sí existen iniciativas aisladas.

Como la del difunto rey de Tonga, conocido por haber sido el monarca con más peso del mundo, que había cogido el hábito, pese a sus 70 años, de pasearse en bicicleta por la pista del aeropuerto, para dar ejemplo a la población.

En Fidji, las autoridades prohibieron en 2000 la importación de galletas infladas, mientras que Samoa prohibió los muslos de pavo.

Iniciativas como éstas son demasiado puntuales para un problema tan grande. "Habría que ponerse manos a la obra y reconocer la existencia de un problema de grandes dimensiones", concluye Hacker.

Ocho de los 10 países del mundo con tasas de obesidad más altas están en la región
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 3875 veces