Inicio > Noticias > 2007 > La mujer más gorda de República Dominicana tiene una cama para reposar sus 600 libras

La mujer más gorda de República Dominicana tiene una cama para reposar sus 600 libras

Desde hace dos días Elena Ramírez Susana, la mujer más gorda de República Dominicana, ya no duerme en el piso sino sobre una cama especial, gracias a Máximo Taveras, cónsul dominicano en Mayagüez, Puerto Rico, quien vino para entregarle personalmente el mueble

Elena dijo sentirse contenta con el donativo del cónsul a quien conoció en la clínica del doctor Félix Antonio Cruz Jiminián (Antonito), en cuyo centro de salud es tratada la joven para que baje de las 710 libras de peso.

“Desde el jueves ella está durmiendo en la cama”, informó Juana Santiago, su hermana de padre y en cuya vivienda está Elena, en la calle Juan Alejandro Ibarra número265 parte atrás, de Cristo Rey.

La cama cambia de posición sin necesidad de levantar o mover al paciente, mediante mecanismos eléctricos y mecánicos.

En la cama en que intentó dormir en casa de su hermana, cuando llegó de Bonao, es sólo un montón de hierros, debido a que se desplomó cuando colocó sus 710 libras sobre el mueble que además era propiedad de una vecina.

Ramírez Susana ya ha rebajado 60 libras y camina con mayor libertad gracias al tratamiento que los médicos de la clínica Cruz Jiminián le han indicado,

“Ella no puede comer arroz, ni carne ni grasa por indicación del médico”, dijo su hermana quien mostró germen de trigo, linaza, avena y otros alimentos que son administrados a Elena por recomendación de los médicos.

Ella no come nada con sal ni azúcar, sólo pechuga de pollo a la plancha, cereal, leche descremada, frutas y vegetales, mientras los médicos hacen otros estudios para determinar las causas de su exagerado aumento de peso.

Ramírez Susana expresó que para ella es difícil comer todo sin sal ni azúcar, y no abandonar su acostumbrada “bandera”, es decir arroz con habichuelas y carne, y sus habituales “tajos con trozos” muy comunes en Bonao.

Félix Vargas, su cuñado, reveló que hace poco ella fue visitada por su hija Selena, que tiene 12 años, y quien vive en Los Cachimbos de Juma Adentro, en Bonao, con su tía La China.

Vargas explicó que muchos familiares, hermanos, sobrinos han venido del campo a visitar a Elena, quien se ha ganado el cariño de amigos y vecinos en Cristo Rey, donde ya es famosa.

Elena dijo extrañar mucho su casa del campo, y en especial a su hija, pero está decidida a continuar en la capital hasta que logre su peso adecuado.

“Ella seguirá yendo dos veces por semana al médico hasta que esté rebajada”, advirtió su hermana Juana, en tono de capitana de una familia humilde pero muy unida, dispuesta a lograr la salud de Elena y que no sea la mujer más gorda de República Dominicana.

Desde hace dos días Elena Ramírez Susana, la mujer más gorda de República Dominicana, ya no duerme en el piso sino sobre una cama especial, gracias a Máximo Taveras, cónsul dominicano en Mayagüez, Puerto Rico, quien vino para entregarle personalmente el mueble
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 13933 veces