Inicio > Noticias > 2007 > La dieta mp3

La dieta mp3

Que pasaria si la industria de la alimentacion se comportara como la industria de la musica ?

Durante  toda mi vida, he coleccionado LPs y singles en vinilo, cassettes, Laser Discs, CDs y hasta DVDs de musica. Pero desde la revolucion de los MP3, he intentado convertir toda mi coleccion para poder disfrutarla cuando quiera y donde quiera, sin tener que desplazar mis 4 baules de discos y mis 8 diferentes reproductores.

Hasta he llegado a comprar el mismo album en 3 formatos diferentes, a medida que la tecnologia avanzaba y ya no podia escucharlo en un viejo formato.

Hace unos dias, decidi por fin comprarme un Ipod, con la esperanza de encontrar un standard y asi tener la libertad de escuchar mis canciones favoritas. Unos dias despues, me doy cuenta de lo naif e inocente que ha sido mi pensamiento !

Las companias discograficas no quieren darme esa libertad. Convertir las canciones de un formato al otro, es posiblemente ilegal, complicado en ciertos casos, y lleva horas y horas de paciencia. Y asi y todo... millones de personas en el mundo se lanzan dia tras dia a la tarea desagradable y complicada de transformar su musica preferida para disfrutarla, en solitario, sobre sus ipods.

No es una paradoja que al mismo tiempo la industria de la alimentacion nos facilite la tarea de saciar nuestro hambre ?

Que pasaria si las companias que producen los alimentos, nos impusieran las mismas restricciones impuestas por las companias discograficas ? veamos algunos ejemplos:

Comprando una cancion en el sitio de Itunes, estas son solo reproducibles en un Ipod, o al limite en el odenador desde el cual la hayamos descargado.

Este hecho seria equivalente a tener que adquirir, por ejemplo, una botella de leche, y estar obligados a tomarla en su envase original, y desde el momento en que pusieramos su contenido en un vaso, estariamos cometiendo un delito... Ni que hablar de comprar unas cuantas botellas y querer compartirlas con amigos !! Estos tendrian que consumir sus propias bebidas, pero el problema es que no las podrian beber con nosotros, ya que seguramente las hubieran adquirido con una licencia de consumo unica, en su domicilio original...

Ahora entonces, quien esta equivocado? Esta bien que practicamente sin movernos de nuestro hogar, podamos pedir pizza a domicilio, que no tengamos que cocinarla, y que hasta podamos pedir el postre por telefono (o por internet) y que en menos de 15 minutos, lo tengamos a nuestra disposicion ?

Vivimos en una sociedad de consumo instantaneo. Nuestro gasto energetico para prepararnos a comer un pollo entero con papas fritas y helado es de ... 30 segundos al telefono, algo asi como 30 kcal....

En otra epoca, el hombre debia correr, cazar, pescar, limpiar sus presas, prepararlas, cocinarlas y recien las podia comer. Hoy en dia todo esta a nuestro alcance, y nuestro gasto energetico es negativo. Entonces no es tan dificil de comprender que estemos engordando. Nuestra dieta mp3 nos permite darnos el lujo de comer sin movernos de nuestro hogar. Conseguimos nuestros alimentos rapidos (de una calidad comparable a la de los mp3, los puristas del sonido sabran hacer la diferencia) con una facilidad desconcertante, y perjudicamos nuestra salud dia tras dia.

Empecemos entonces por dejar de lado nuestra dieta mp3.

Que pasaria si la industria de la alimentacion se comportara como la industria de la musica ?
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 5788 veces