Inicio > Noticias > 2007 > Gran mayoria de mujeres no deja de fumar por miedo a engordar

Gran mayoria de mujeres no deja de fumar por miedo a engordar

La mayoría de las mujeres que no dejan de fumar principalmente por su miedo a ganar peso son las que más lejos están de tener su imagen de cuerpo ideal, según un estudio de la Universidad de Michigan (UM)

La investigadora Cindy Pomerleau, autora principal del estudio y directora del Laboratorio de Investigación de la Nicotina en la UM, apuntó en su estudio que estas mujeres además son más propensas a las dietas y a los excesos en las comidas que las que no fuman.

'No es sorprendente que las mujeres que tienen problemas con su peso o no están satisfechas con sus cuerpos se sientan atraídas por el tabaco', dijo en un comunicado Pomerleau, que apuntó a que fumar suprime el apetito en su estudio publicado en la revista 'Addictive Behaviors'.

Una investigación realizada por Pomerlau hace varios años apuntó a que el 75 por ciento de las fumadoras no están dispuestas a ganar más de 2,25 kilogramos si dejasen de fumar y casi la mitad de ellas, dijo que no toleraría aumento de peso alguno.

Sin embargo, el estudio recién publicado apunta a que una de cada cuatro mujeres que deja de fumar ganará al menos 2,25 kilogramos; otras dos de cada cuatro aumentarán de 2,25 a 7 kilogramos y tan sólo 1 de cada 4, ganará más de 7 kilos.

Según otro informe realizado recientemente por la UM, las mujeres que ya tenían exceso de peso en la infancia, son mucho más propensas a empezar a fumar durante los primeros años de su adolescencia que aquellas cuyos problemas de peso llegaron más adelante.

'El problema aquí es lograr que las mujeres preocupadas por su peso estén dispuestas a hacer el intento de abandonar el cigarrillo, y después ayudarlas a que logren un sentido del control sobre su peso', dijo Pomerleau.

La investigadora señaló que a pesar de reducir el apetito, el tabaco causa muchos estragos en la apariencia de las fumadoras, tales como arrugas en la piel, pérdida de cabello, debilitamiento de las uñas, coloración de los dientes y mal aliento.

'Nos gustaría elaborar una estrategia de compromiso que se enfoque en la cesación del tabaquismo pero dentro de la cual las mujeres también puedan tomar algunas medidas pasivas y activas para controlar su peso', concluyó Pomerleau.

Entre estas medidas, el estudio señala los parches, los chicles de nicotina y algunos medicamentos y aumento de la actividad física.

Para la realización del estudio se contó con la colaboración de 587 mujeres de entre 18 y 55 años, de las cuales 420 eran fumadoras y 167 jamás habían fumado.

Una proporción igual en ambos grupos tenía exceso de peso o era obesa, con un índice de masa corporal de 25 o más.
La mayoría de las mujeres que no dejan de fumar principalmente por su miedo a ganar peso son las que más lejos están de tener su imagen de cuerpo ideal, según un estudio de la Universidad de Michigan (UM)
Evaluación actual: 0 (0 votos)
Nota vista: 2939 veces